Una guía de Hexcraft, Historia y cómo Hechizar al Patriarcado Pt. 1

hexcraft



Al incursionar en hexcraft se usan esas fuerzas para afectar a otros, lo cual es su diferencia más significativa con otras formas de magia

La magia siempre ha sido el arma de los oprimidos. Hay un tema que como brujas nos concierne indagar y es el recorrido por los orígenes de las palabras que se usan para “definirnos” o definir nuestras prácticas. Esta exploración etimológica es un ejercicio muy profundo a partir del cual podríamos escribir un libro completo, pero por ahora nos conformaremos con traerles algunas reflexiones muy básicas sobre el significado y la connotación de la palabra hex.

Como brujas latinas, criadas y nacidas en el caribe, el español es nuestra primera lengua y esta palabra es increíblemente difícil de traducir, porque usualmente se la encuentra como “maleficio” y su significado tiende a relacionar la brujería con lo malévolo. Esto no es muy diferente al uso de la palabra hex en inglés, aunque investigando un poco encontrarás que, en realidad, los orígenes de la palabra esconden mentiras disfrazadas de verdades. La intuición de una bruja puede percibir cuándo detrás de las palabras y de las historias “oficiales” que existen sobre la brujería y la magia, se están omitiendo datos importantes sobre cómo las mujeres fueron satanizadas, perseguidas, ridiculizadas y asesinadas durante la Caza de Brujas. Y esta verdad histórica nos remite a las absurdas justificaciones que crearon imaginarios colectivos aun vigentes hasta nuestros días sobre lo que es y no es ser bruja.

Qué es un HEX?

Aquí vamos entonces con el famoso “Hex the Patriarchy” o “Hex the Government” que se popularizó tanto en Estados Unidos desde que Trump es presidente. Hacer un maleficio en contra de alguien o algo es usualmente lo que se entiende por hex. Sin embargo, la etimología de esta palabra tiene sus raíces del germánico antiguo hexen, que significa “practicar brujería” y hexe, bruja, que a su vez viene de la palabra de origen desconocido hagatusjon de un protogermánico más antiguo. La relación con hagatusjon comparte orígenes con hag, palabra que en inglés se utiliza para describir a las mujeres como viejas repulsivas y brujas. Pero el dato curioso en todo esto es que hag viene del inglés antiguo hægtess, que también significa bruja o maga, en un sentido más benévolo. Hægtess fue una palabra que se utilizó alguna vez en el paganismo para nombrar a mujeres poderosas, curanderas con poderes sobrenaturales, no a brujas viejas y feas.

Este corto recorrido por la palabra permite entender que la connotación negativa de hag o hex viene del mismo origen persecusorio e inquisidor que intentó extinguir la brujería de la faz de la tierra en la europa medieval y posteriormente en américa. Así que si hex significa, en un sentido más amplio, “hacer brujería” entonces sabemos que la intención detrás de toda práctica de magia puede ser buena o mala y siempre tiene consecuencias y resultados. Con esto no estamos afirmando que todos los hechizos tengan que ser buenos o malos, eso depende de cada bruja, cada camino y cada aprendizaje elegido. Todxs tenemos free will para decidir cómo queremos encaminar y practicar los diferentes tipos de hexes que existen.

Entonces… quieres practicar hexcraft, tienes un buen motivo y quieres llevar tu trabajo a otro nivel. Lo primero que debes tener en cuenta es que los hexes son formas más avanzadas de magia por su objetivo distintivo de causar una acción o efecto hacia afuera, hacia otra persona o cosa. Como te dirán muchxs principiantes y brujas benignas o “lightworkers”, la mayoría de la magia practicada en el oficio cotidiano se compone del puro trabajo interno: meditación, concentración, manifestación, ese tipo de cosas. Al incursionar en hexcraft se usan esas fuerzas para afectar a otros, lo cual es su diferencia más significativa con otras formas de magia. Es por eso que debe manejarse de manera responsable. Esta es la razón por la cual los hexes tienen tantos tabúes que los rodean, porque una cosa es trabajar por ti misma, pero trabajar hacia otros es un nivel completamente diferente.

También podrías leer: TIPS DE MAGIA: GUÍA PARA TRABAJAR CON TU SOMBRA

Lo primero que debes hacer es verificar tu intención. Define si quieres proteger o atacar.

No somos policías ni moralinas, así que no te vamos a decir que no hagas trabajo “oscuro”, pero la bruja que decida hacerlo debe ser consciente de las posibles consecuencias kármicas porque, siendo honestas, el hexing puede ser una forma de utilizar tu brujería como un arma. Ya sea con fines ofensivos o defensivos, tenemos que admitir las fuerzas poderosas detrás del hexcraft. Razón por la cual nadie trata de hechizarse a sí mismx.

No es para todos, pero muchas brujas asumen las consecuencias de frente. Entienden que las fuerzas negativas son inevitables cuando se alojan en formas más profundas de magia y, francamente, deciden que no les importa una mierda, las enfrentan sin miedo. ¡Eso es decisión de cada bruja individual!

Fuente: brujatropical


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *