¿Sabes lo que es el Pathworking? Aquí te traemos la introducción

Pathworking



Durante los pathworking suceden Misterios Internos, vivencias que nos transforman

Pathworking | The Keys To Success With All Kinds Of MagickLa palabra pathworking se compone de path (sendero) y working (trabajando), así que se podría traducir como “trabajo de sendero o trabajando en el sendero”. Muchas personas sustituyen esta palabra por meditación, pero a mi entender esto da lugar a confusiones, y aunque realmente el pathworking es una forma de meditar, éste término se refiere a una técnica muy concreta.

Los pathworkings son meditaciones guiadas hasta cierto punto, ya que en un determinado momento se deja de guiar a la persona para que acontezca el verdadero trabajo. Lo primero que se tiene que considerar es a donde queremos que el sendero nos lleve: hasta una divinidad, un reino elemental, un momento de nuestra vida que necesitamos comprender, una vida pasada…

El segundo punto es el porqué, y como los seres humanos somos imperfectos, es necesario poner guardianes en nuestros pathworkings que nos cuestionen el motivo de nuestro viaje y nos den acceso o no a la experiencia según nuestras verdaderas necesidades.

Como todas las meditaciones guiadas se empieza por buscar un lugar cómodo, tener tiempo suficiente para realizar esta práctica, evitar todo tipo de interrupciones que puedan sacarnos súbitamente del pathworking, tener la habitación a una temperatura adecuada (en estados de relajación profunda la temperatura del cuerpo desciende).

También puedes leer: CUADROS MALDITOS: EL HOMBRE ANGUSTIADO ¿CUADRO MALDITO?

A partir de aquí los pasos son los siguientes:

1.- Buscar una postura cómoda que nos permita estar así durante tanto tiempo como sea necesario. Las más comunes son sentados en el suelo en semi loto, o en una silla en la posición egipcia, o echados sobre el suelo como en los viajes chamánicos. Debe ser una postura que no nos permita dormirnos y tampoco estar incómodos.

2.- Ahora procedemos a escuchar nuestra respiración, el aire entrando y saliendo de nuestros pulmones, nuestros latidos del corazón. Esta escucha nos centra y nos relaja.

3.- Para entrar en una relajación profunda podemos relajar nuestro cuerpo por secciones, empezando por los dedos de los pies e ir ascendiendo lentamente, dejando una respiración de margen entre una parte del cuerpo y otra para deshacernos de las tensiones.

4.- Cuando la persona se siente totalmente relajada, visualiza una puerta delante de sí misma. Esta es la puerta que nos separa de nuestros misterios internos. Miramos la puerta y anotamos mentalmente como es: Qué forma tiene, sus colores, si vemos algún símbolo grabado, el material con que está hecha…

5.- Cuando nos sintamos listos, abrimos la puerta, la cruzamos y la cerramos detrás de nosotros.



6.- Ahora nos encontramos en un sendero. Al igual que con la puerta observamos el paisaje, el clima, la estación del año, si hay animales, si es de día o de noche, a qué huele el aire, si tenemos frío o calor, si oímos algún sonido… Y una vez recopilada esta información avanzamos por el camino en busca de la siguiente puerta y el guardián que la custodia. (Este es un tramo de transición con el que vamos penetrando en un estado más profundo de nuestro ser, y al mismo tiempo ponemos en marcha todos nuestros sentidos para tener una experiencia más completa, es un despertar en el otro “lado”).

   Magical Pathworking: Correspondences on the Tree of Life | Tree of life, Magical, Life Una vez delante de la puerta pedimos permiso el guardián o guardiana para entrar en sus dominios. Esperamos su aprobación, aunque como ya se ha dicho antes puede que nos sea denegado el acceso, o que nos conteste retándonos con una pregunta o cualquier cosa.

    Si se nos deniega el paso podemos preguntar el motivo (no es seguro que obtengamos una respuesta) y dar marcha atrás paso a paso, o sea, volver por el sendero, cruzar la puerta, cerrar detrás nuestro y volver al momento presente abriendo lo ojos y desperezando el cuerpo.

7.- Si se nos permite el acceso, podemos pedirle al guardián que también nos haga de guía. De nuevo puede acceder o no a nuestra petición según necesitemos ayuda o debamos afrontar la experiencia solos, o quizá nos diga que dentro ya habrá alguien que nos hará de guía. Según cual sea el sendero de quien practique el pathworking puede que ya tenga un animal, una divinidad u otro ser que le haga de guía. Aquí empieza el trabajo propiamente dicho, porqué la meditación deja de ser guiada. Es el momento de entregarse a la experiencia y confiar.

8.- Una vez acabada la experiencia, es importante volver sobre nuestros pasos, poco a poco y sin precipitarse. Salimos de esta escena donde hemos vivo la experiencia, le damos las gracias al guardián y nos despedimos de él. Volvemos por el camino que nos lleva hasta la primera puerta, la observamos por este lado, la cruzamos y la cerramos detrás de nosotros. Volvemos al momento presente sin prisas, abriendo los ojos y estirando nuestro cuerpo.

Un último paso: Anotar todo lo vivo antes de que se desvanezca como un sueño!

Pathworking – 13 lunasNo tenemos porqué entender todo lo que nos ha sucedido en un pathworking inmediatamente después de la experiencia, habrá cosas que quizá ni logramos entender a nivel mental. Esta es la magia de los trabajos de sendero, que pueden cambiarnos y transformarnos profundamente, más allá de nuestra comprensión.

El pathworking en mi camino espiritual se utiliza básicamente para explorar los diferentes reinos cosmológicos y para contactar con las divinidades en Sabbats y Esbats si no se puede realizar la asunción divina. A medida que se practica todo se vuelve más nítido, más familiar, más querido. No todas las experiencias son agradables, y a menudo las más chocantes son las que están más cargadas de significado. Durante los pathworking suceden Misterios Internos, vivencias que nos transforman y que por mucho que se expliquen las palabras no alcanzan a describir.

Hay muchas maneras de realizar un pathworking, y muchas variaciones según el camino espiritual de cada persona. He aportado una forma que me parece bastante sencilla y adaptable a la senda de cada cual, un modelo para que cada uno lo adapte a sus necesidades.

Fuente: bajoelsignodesamael


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *