Prohodna, la cueva búlgara donde están los Ojos de Dios

Prohodna



Uno de los muchos fenómenos de la naturaleza que se puede encontrar en Bulgaria, se trata de la cueva de los “Ojos de Dios” a la que los búlgaros llaman “Prohodna”

ProhodnaLa cueva Prohodna es una de las cuevas más famosas no solo en Bulgaria, sino en todo el mundo. Muy a menudo es conocida como «Ojos de Dios«, y al mirar las imágenes comprenderás de inmediato por qué.

Este milagro de la naturaleza ha impresionado por muchos años a personas con un aura mística.

Con un rápido vistazo a las imágenes que acompañan estas líneas, se pueden ver los «ojos» ubicados en la cámara central de la cueva. Estos enormes agujeros naturales en la bóveda de la cueva realmente se asemejan a cuencas oculares gigantes vacías. Los residentes locales se refieren a ellos de manera diferente: «Los ojos de Dios», «Los ojos del diablo», etc. El encuadre de estas «ventanas» simétricas en el techo de la cueva es similar a un rostro humano. Por lo tanto, cuando llueve, se dice que Dios llora cuando las «lágrimas fluyen a través de sus ojos».

También puedes leer: ASHTAR SHERAN ¿UN ÁNGEL AL SERVICIO DE DIOS? ¿CUAL ES SU MISIÓN?

Literalmente, el nombre de la cueva Prohodna significa «Paso». Se trata de una cueva kárstica a 112 kilómetros de Sofía y a 2 kilómetros de la localidad de Karlukovo, en la provincia de Lovech. La longitud de la cueva es de 262 metros.

Prohodna tiene dos entradas: una grande, cuya altura del arco es de 45 metros, y otra pequeña, de 35 metros de altura. Estos arcos le otorgan a Prohodna el honor de ser la cueva más alta de Bulgaria y una de las cuevas más bellas del mundo.


ProhodnaSi quieres ver los enormes ojos de Dios, puedes hacerlo cuando mejor te venga, pues la cueva de Prohodna siempre está abierta a los visitantes para ser recorrida libremente, aunque se recomienda la contratación de un guía. Dentro de la cueva encontrarás una ruta especial para turistas, así como rutas deportivas de diversa complejidad. Los fanáticos de los deportes extremos han elegido durante mucho tiempo este lugar para su entrenamiento: la situación de la cueva Prohodna promueve el bungee jumping.

Por supuesto que Prohodna no se puede comparar con las cuevas más grandes del mundo, pero sus imágenes muestran cuán bella es la simplicidad. En el interior, reina una atmósfera verdaderamente increíble. Sin embargo, si planeas venir aquí en invierno, debes ser especialmente cuidadoso: la superficie se vuelve muy resbaladiza y los enormes carámbanos cuelgan de las cavernas son muy peligrosos.

Fuente: senderismoeuropa


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *