¿Mito o realidad de la combustión humana espontánea?

combustión_humana

Se entiende por combustión espontánea los casos de un objeto que aumenta su temperatura rápidamente de forma interna, sin razón aparente

Se le llama Combustión Humana Espontánea porque la víctima termina convertida en cenizas, sin que haya mucho daño causado por el fuego en las cercanías ni una fuente obvia de encendido.

Es muy rara y las víctimas usualmente son ancianas y viven solas.

Muchos asumen que sólo fuerzas supernaturales o exóticas pueden explicar la razón para que, por ejemplo, se encuentre a menudo una pierna sin quemaduras, mientras que el resto del cuerpo está completamente quemado.

Pero lo más probable es que se trate de un proceso conocido como el ‘efecto mecha’. La víctima primero se muere de un ataque al corazón, un derrame o una caída. Un cigarrillo prendido o una chispa de algún fuego cercano hace que su ropa arda sin llama. Mientras la ropa se va quemando lentamente, el calor derrite la grasa que está debajo de la piel y la tela carbonizada la absorbe como una mecha y la quema.

Experimentos llevados a cabo con cadáveres de cerdos envueltos en cobijas han mostrado que arde con una llama suave y estable que calienta el cuerpo a 800ºC y dura por siete o más horas.

Las partes del cuerpo que están desnudas pueden quedar sin quemarse pero el resto del cuerpo queda completamente incinerado.

combustión_humana

Caso Famoso

Aunque existen muchos casos más recientes, el primero atribuido a muerte por combustión humana espontánea con fecha conocida ocurrió en 1725. El caso fue recogido por el francés Jonas Dupont en el libro De Incendiis Corporis Humani Spontaneis (Sobre el fuego espontáneo en el cuerpo humano). Dupont se inspiró en el caso de un hombre que fue juzgado por el asesinato de su mujer. La víctima, Nicolle Millet, había sido hallada quemada en una silla que permaneció indemne.

Durante el juicio, un joven cirujano llamado Nicholas le Cat convenció al jurado de que la muerte de la mujer era un caso de combustión humana espontánea. El acusado fue declarado inocente y el jurado dictaminó que la mujer había muerto «por la visitación de Dios». En Secrets of the Supernatural Joe Nickell afirma que los restos de la señora Millet no fueron encontrados en una silla sin quemar, sino que su cabeza, parte de la columna vertebral y de las extremidades inferiores fueron encontrados quemados en la cocina, donde el suelo se encontraba también quemado. Nickell afima que el marido fue realmente condenado pero que la condena fue revocada posteriormente.

También puedes leer: DESCUBRE DE DONDE VIENE LA HISTORIA DE LAS BRUJAS DE SALEM

Características del fenómeno

En la mayoría de los casos de alegaciones de combustión espontánea no se cuenta con datos forenses o investigaciones detalladas y se carece de información tan básica como el nombre de la víctima o la fecha del suceso. En los casos en los que sí se cuenta con descripciones detalladas y fiables aparecen una serie de elementos comunes:

  1. El fuego suele estar localizado en el cuerpo de la víctima. Los muebles y electrodomésticos cercanos a la víctima suelen quedar intactos. Los alrededores de la víctima sufren poco o ningún daño.
  2. La zona alrededor de la víctima y, a veces el resto de la habitación, se encuentra cubierta de un hollín grasiento.
  3. El cuerpo de la víctima suele quedar mucho más quemado que en un incendio convencional. Las quemaduras, sin embargo, no se distribuyen uniformemente por todo el cuerpo. El torso suele quedar muy gravemente dañado, a veces reducido a cenizas, pero las extremidades de las víctimas a veces quedan intactas o poco dañadas.
  4. Todos los casos ocurren en el interior de edificios.
  5. Casi siempre las víctimas tienen algún problema de movilidad (invalidez, sobrepeso…) o se encuentran incapacitadas (consumo de alcohol, barbitúricos…).
  6. En todos los escenarios hay alguna posible fuente externa de ignición.
  7. Nunca hay testigos oculares del momento del suceso.
  8. Las víctimas son encontradas un largo tiempo después de ser vistas con vida por última vez (típicamente más de 6 horas).
  9. Las víctimas, en los casos citados, tienden a ser adultos mayores.

combustión_humana

Entre las posibles causas de la combustión humana espontánea, están:

  • Una pequeña fuente externa quema la piel, sacando una capa y ardiendo al usar la grasa subcutánea como combustible.
  • La cetosis, que se produce cuando el cuerpo no tiene carbohidratos para quemar, libera acetona, que es altamente inflamable, por más pequeña que sea la fuente.
  • La rápida subida de temperatura de líquidos del cuerpo, unida a los gases intestinales, provocan que el cuerpo encienda ante fuentes muy básicas como cera o cenizas de cigarrillo.

Fuente: Eleditor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *