Leyendas del mundo (Galicia): La leyenda de la Orcavella

Leyendas del mundo (Galicia): La leyenda de la Orcavella

Read Time:2 Minute, 10 Second

La leyenda de la terrible vieja Orcavella, habitante siniestra del monte Facho de Fisterra o promontorio Nerio

Cuenta la leyenda que una vieja y despiadada bruja de 176 años, Orcavella, comía los niños que robaba día y noche. En el Facho fisterrán hizo una cueva y, para saciar su apetito sexual, se encerró en ella debajo de unas grandes losas abrazada a un joven pastor. A los lamentos del infeliz acudieron sus compañeros, pero tuvieron que huir, pues el lugar está custodiado por serpientes.

Por esos parajes del monte Facho de Fisterra caminaron ayer los 362 senderistas de la convocatoria Andainas Coñece a Costa da Morte. Arrancaron de la explanada del faro fisterrán, bajo la mirada de la estatua del general José de San Martín y subieron al Facho, en una rampa de primera categoría, pero tan corta que no hizo mella. El promontorio nerio es como un tobogán. De seguido, la bajada hacia la playa de Mar de Fóra, con la vista perdida en la inmensidad del Atlántico. El mar está tan limpio que casi se adivinan las centollas paseándose por el fondo. De frente aparece el Cabo da Nave como una postal inolvidable: el macizo granítico con su melena verde y las olas haciéndole una borla blanca en la base. Imperdonable no hacer una foto.

También puedes leer: TE PRESENTAMOS A MICTECACIHUATL, EL DIOSA MEXICA DE LA MUERTE

Cuentos de pueblo: La Orca Vella de Fisterra

La playa de Mar de Fóra está inmensa. Antes de llegar a ella hay que deambular por una vieja corredoira. Alguien camina con música de verbena. Aparece a Insua y en la pared de un chiringuito alguien pintó un viajero: «Ergo a cabeza e alí está a fin do mundo, onde remata a miña viaxe e comezan os meus soños».

Ya llega Mar de Fóra. La playa es peligrosa y brava, pero tienta incesantemente a sumergirse en ella, esa especie de atracción fatídica de lo bello. No es posible retener mucho la mirada, pues la comitiva sigue. Hay parada en el atrio de la iglesia de As Areas: borrachera de gótico mariñeiro.

A la reanudación hay que subir hasta la ermita de San Guillermo, con la piedra adonde acudían las parejas con dificultades para procrear y yacían para procrear. Unos alababan las vistas del lugar y otros hacían chanzas sobre el efecto fecundador del viejo sarcófago. «Se me empreña a min agora, si que é un milagro», decía una camariñana talluda. Confirmaba un buen profesor ceense que él en una ocasión acudió al lugar para verlo, y estaba ocupado. La marcha terminó junto al faro. Allí un gaiteiro tocaba la Marcha de San Bieito.

Fuente: xacopedia

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *