Leyendas del mundo (Ecuador): La viuda del tamarindo

Tamarindo



Un acaudalado caballero, disfrutaba mucho de descansar bajo la sombra de un frondoso árbol de tamarindo

La leyenda de la viuda del Tamarindo es un relato de origen ecuatoriano que se remonta a los años del colonialismo. Dicha leyenda versa la historia de un espectro fantasmal que aparecía en los campos espantando a los hombres que solían ir detrás de la bebida o querían conquistar muchas mujeres.

Este relato ecuatoriano es ampliamente conocido y su historia se expande a diferentes países del continente. En Venezuela y Colombia este relato es denominado con el nombre de “La sayona” o “La llorona”.

La Leyenda de la Viuda del Tamarindo habla de una bella mujer cubierta por un velo negro

Este espectro se aparecía por las calles oscuras, vestía un traje oscuro negro y llevaba un velo que le tapaba la cara. Los hombres la confundían con una mujer de gran belleza y salían tras su paso.

Esta mujer atraía a los hombres a una hacienda en Quinta Pareja en donde se encontraba un árbol de Tamarindo, y allí, desvelando su rostro, espantaba a los hombres quedando tendidos en el suelo.

También puedes leer: LEYENDAS DE MÉXICO (CAMPECHE): LA LEYENDA DE LA BRUJA DEL MORRO

Otra variación del relato

Latinoamérica, madre de la cultura popular indígena, tiene un montón de fábulas y anécdotas parecidas a la leyenda de la viuda del Tamarindo. Por ejemplo, en Colombia y Venezuela la historia toma otro nombre llamado “La sayona” o “La llorona”.

Dicha historia relata la fábula de una mujer de los llanos, esposa de un campesino. La esposa se entera de que su madre estaba teniendo relaciones con su esposo y que ésta estaba esperando un hijo de su propio esposo, Severiano. La mujer, llena de ira, decide incendiar la morada donde su madre vivía.

Así pues, la mujer queda maldita por su propia madre a vagar por las calles y de no encontrar nunca el verdadero amor. De esta forma el espanto empieza a salir por los llanos venezolanos y colombianos espantando a los hombres de muchas mujeres.

Aunque no está vestida de negro, esta mujer luce un traje blanco que atrae a los oriundos del lugar para luego mostrar su verdadero rostro de muerta, dejando impávidos a los transeúntes.

Estas historias forman parte del folklore y la cultura popular de los países latinoamericanos, entre la cuales también se expanden otras historias como el Silbón de origen venezolano o la viuda de origen chileno.


Una variación más

También se dice que la mujer aparecía en el pueblo ecuatoriano El Morro, frustrada y loca por haber perdido su marido. Existen diferentes variaciones de la misma historia en el mismo país Ecuador lo que provoca aún más el misticismo que este espectro fantasmal provoca.

Hay otras historias ecuatorianas como la Dama Tapada o la Diosa Umiña. Esta Diosa Umiña, junto con otros dos seres, la Viuda y Tuna resultan ser el mismo ser para luego convertirse en uno de los espectros más temidos en el Ecuador.

Lengua Y Literatura: Leyendas y adivinanzasLa Dama Tapada aparece como una creencia popular que gira entorno a los años 1700 en la ciudad de Guayaquil, Ecuador.

Esta leyenda relata la historia de una dama que aparecía alrededor de la medianoche a aquellos hombres ebrios, a quienes llevaba al viejo cementerio, Boca del Pozo, en la parte baja de la iglesia de Santo Domingo en Guayaquil.

La joven mujer usaba ropa elegante y un hermoso velo que cubría su cara, lo que impedía a los hombres ver su rostro. Ellos la seguían hipnotizados porque ésta desprendía una fragancia a violetas, sin saber a donde iban. Una vez en el cementerio, la mujer desvelaba su rostro provocando que algunos de los hombres murieran.

Esta podría ser una variación del relato de la viuda del Tamarindo al desenvolver casi la misma vestimenta y el mismo objetivo. Lo único que varía el lugar donde esta mujer espanta y la fragancia que desprende de su cuerpo.

Fuente: ecuadormitierra


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *