Leyenda de Guatemala: El carruaje de la Muerte

muerte



Otra de las versiones de la leyenda del carruaje de la muerte afirma que se aparece para anunciar la muerte de alguna persona

muerteEsta leyenda se conoce principalmente en Guatemala, en ella se hace mención sobre un joven conocido como Mario, quien tuvo un encuentro con el carruaje de la muerte.

Cuenta la leyenda que hace muchos años el joven se encontraba saliendo de su trabajo, pues éste había tenido un día muy duro tras un arduo y satisfecho trabajo. Se encontraba de regreso a la ciudad rumbo a su casa, pero ya estaba anocheciendo así que Mario caminaba deprisa.
Cuando se aproximaba a un parque las calles eran inundadas por el ruido de un carruaje pero el muchacho no se sorprendió ya que en aquella época era muy normal que circularan carruajes por las calles. Sin embargo, aquel sonido era diferente y el temor se apoderó de él.

Al escuchar que el carruaje ligeramente se acercaba corrió de inmediato a esconderse detrás de los árboles del parque. El sonido que producía el carruaje daba la impresión de acercarse cada vez más, sin embargo éste nunca llegaba y la espera se hacía eterna.

También podrías leer: LA MANDRÁGORA: LA MANZANA DE LUCIFER QUE CURA Y MATA

Transcurrida la noche, dicho joven se había quedado dormido durante todo ese tiempo, pero en la mañana fue despertado por el frío que circulaba en ese parque.

Tras unos minutos recordó lo que había ocurrido en la noche anterior y temerle a un carruaje le pareció absurdo, por lo que se levantó y se dirigió a su casa. Pasaron varios días y Mario no podía olvidar lo sucedido con el carruaje, así que decidió comentárselo a su amigo pero su comentario no logró tranquilizar a Mario.

muerteSegún el amigo de Mario, por las calles se suele escuchar un carruaje que pasa a toda velocidad a traer y llevar a la gente que muere, es más conocido como «El carruaje de la muerte», pero le aconsejó no hacerle caso ya que se podría tratar de un simple invento de la gente.

Dicho esto, Mario se sintió muy inquieto y a la vez aterrorizado así que con su amigo decidieron confirmar si los rumores eran ciertos pero para ello debían esperar el paso del carruaje.

Mario no tenía buen presentimiento sobre el plan, pero al estar acompañado por su amigo podría ser buena idea. El parque era el punto de reunión y cuando la noche se aproximaba se escondieron tras un árbol para esperar la llegada de dicho carruaje.



En un momento inesperado el sonido de nuevo envolvía las calles del parque y Mario le comentó a su amigo que sin duda era el carruaje. En ese instante ambos sintieron un escalofrío por todo el cuerpo y mientras más tiempo transcurría el carruaje se aproximaba poco a poco.

Se acercó lo suficiente para distinguir las características del tan mencionado carruaje de la muerte, se distinguía como un carruaje de color negro, jalado por caballos también negros y con un conductor vestido completamente de negro.

muerteMario y su amigo pensaron que el carruaje solo pasaba por las calles y en unos segundos desaparecía, pero éste se dirigía hacia ellos. Cuando se situó frente a ellos, el conductor los intimidó con una mirada fijamente hacia ellos, por lo que ambos se desmayaron. Al igual que como le sucedió a Mario anteriormente, ambos fueron despertados por el frío de la mañana siguiente.

Desde esa noche todo fue diferente, tanto Mario como su amigo prometieron esconderse cada vez que escuchen el sonido un carruaje, sobre todo por las noches.

Cabe mencionar que en otras versiones se dice que el carruaje se estaciona frente a una casa y se lleva a las personas que fallecen en ese momento. Se rumora que a pesar del característico sonido que produce, el carruaje no rueda sobre las calles sino vuela.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *