La santa inquisición y la brujería con la Wicca

La santa inquisición y la brujería con la Wicca

Read Time:3 Minute, 35 Second

La santa Inquisición no sólo arremetió contra las secretas comunidades paganas, sino también contra los propios malos cristianos

La mal llamada santa Inquisición ocupó un periodo muy sombrío y tenebroso dentro de los anales de la historia humana. Entre el siglo XI y el siglo XVIII, miles y miles de individuos fueron atrozmente torturados y asesinados bajo el pretexto de herejía.

Quizá uno de los versículos que más acrecentaron esta locura herética fue Éxodo 22:18 «No dejes con vida a ninguna hechicera».

Muchos wiccanos actuales se identifican con las víctimas de esta quema de brujas. Sin embargo, la santa Inquisición no sólo arremetió contra las secretas comunidades paganas, sino también contra los propios malos cristianos que no aceptaban la presión y autoridad de la Iglesia. Algo similar sucede hoy en día con el fundamentalismo islámico.

Santa_Inqusciión
Créditos: Símbolos Diosa y Dios

La Wicca en la actualidad

Siempre han existido enseñanzas esotéricas, ocultistas y místicas. Sin embargo, el primer Códice moderno de Brujería fue redactado por el archiconocido mago negro Aleister Crowley, con su Liber AL vel Legis (‘Libro de la Ley’). De aquí surge también la asimilación de que la Brujería es, en realidad, Magia Negra.

Sin embargo, algunos años después, el ocultista Gerald Gardner cultivó la tradición wiccana (conocida también como Wicca Gardneriana). A raíz de la labor de este hombre, la creencia en el Dios y en la Diosa se manifestó en forma de una doctrina religiosa neopagana.

Fundamentos de la Wicca

Efectivamente, la Wicca es una religión que defiende un modo de vida pacífico y armonioso, en unidad divina con todo lo que existe (existió y existirá) en el Universo. La filosofía wiccana lo abarca todo, pues todo forma parte de la Wicca: la conmoción al ver un amanecer, el brillo del rocío sobre las hojas, la calidez de los rayos del Sol, las gotas de lluvia sobre el rostro… La Wicca es el verano y el invierno, es el canto de los pájaros y los frutos de los árboles, es el ciclo lunar, la vida y la muerte…

La Wicca implora una profunda y primorosa conexión con la Naturaleza. Ser wiccano significa, según esta filosofía de vida, ser un sanador, un buscador de la verdad, un Maestro y un protector de la Naturaleza divina.

La Wicca es un sistema de creencias y un modo de vida basado en una serie de reconstrucciones pre-cristianas de las antiguas ideologías irlandesas, escocesas y galesas. Gran parte de la información sobre cómo vivieron nuestros ancestros, así como sus creencias y ritos, se perdieron en las arenas del tiempo debido a los formidables esfuerzos de la Iglesia medieval por borrar su influencia en la historia. La Wicca intenta reconstruir lo más fielmente posible este modo de vida perdido en los misterios de la historia humana.

También puedes leer: QUE ES LA RELIGIÓN WICCA Y TODO LO QUE SIEMPRE QUISISTE SABER

Filosofía wiccana

La Wicca afirma, en base a numerosos descubrimientos arqueológicos, que está se remonta a los pueblos paleolíticos, donde los primitivos individuos veneraban a la Diosa de la Fertilidad y al Dios protector y cazador. Algunas pinturas rupestres que se remontan a más de 30.000 años atrás, esbozan la figura de un hombre con cabeza de ciervo y una mujer embarazada.

La Wicca rinde pleitesía al Uno (la fusión del principio masculino y femenino). Esta fuerza divina no somete al Cosmos, ES el Cosmos. Debido a que la mente humana es incapaz de comprender e imaginar una masa energética ilimitada y sin polaridad, esta energía se polariza en un arquetipo masculino y uno femenino, convirtiéndose en el Dios y la Diosa. Algunos practicantes de esta doctrina ponen nombre a estas energías llamándolas como antiguas deidades paganas: Isis, Dianna, Artarté, Odín, Cernunnos…

El Dios y la Diosa no simbolizan al hombre y la mujer, sino que son energías abstractas contenidas en todo lo existente en este plano. También pueden llamarse energías ying y yan, o polaridad negativa y positiva. Sea como sea, todo en esta realidad se conforma a través de una polaridad bien definida.

El Dios suele asociarse al Sol, y la Diosa a la Luna. La Luna marca los ciclos menstruales, por ello es tan importante los ciclos de la Luna en las religiones neopaganas.

Fuente: aleteia

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *