La macabra historia del granjero que mataba mujeres: Robert Pickton

Robert_Pickton



Robert Pickton, un criador de cerdos de Canadá, asesinó a 49 mujeres en su propiedad y molió sus restos, que luego vendió a clientes

Nacido el 24 de octubre de 1949 en  Port Coquitlam, Canadá, Robert William Pickton fue un asesino en serie que mató al menos a veinte mujeres. Para evitar tener que evitar enterrar a todas las víctimas, algunas terminaban como comida para sus cerdos.

Robert Pickton heredó una granja en Low Track en Vancouver. Muchas de sus víctimas eran estranguladas después de que el homicida satisfacía sus deseos sexuales, otras eran apuñaladas o disparadas en la cabeza con un revólver de bajo calibre.

Pickton solía asesinar prostitutas debido a que por su naturaleza elusiva sería difícil encontrarlas. Muchas de ellas eran adolescentes que huían de sus casas y se cambiaban el nombre, debido a esto los investigadores tenían pocas oportunidades de encontrarlas. La desaparición de las señoras de compañía era muy habitual ya que muchas cambiaban de zona, y las desapariciones cerca de la granja de Pickton eran comunes y no había un patrón.

PS-asesino-en-serie

En septiembre de 1998 se comenzó la investigación oficial, después de que un grupo de aborígenes diera una lista de asesinatos cometidos en Low Track. Las autoridades examinaron la lista y dijeron que las víctimas habían muerto por sobredosis de drogas, sin embargo el Detective Dave Dickson estaba intrigado por la queja y comenzó su propia investigación. Poco después ya tenía una lista de todas las mujeres que habían desaparecido en el área de Low Track. Esto consiguió el apoyo de sus superiores y así se inició una búsqueda que duró 4 años en la que no lograron encontrar al asesino.

También puedes leer: RELATOS DE TERROR: LA HISTORIA DE LA SRA. AMALIA Y SUS HIJOS

El inspector Kim Rossmo creó un perfil geográfico, mapas señalando los lugares donde las víctimas habían desaparecido. En mayo de 1999, Rossmo descubrió una inusual concentración de desapariciones en el Downtown Eastside, pero la Policía ignoró esto diciendo que las mujeres se fueron de Vancouver voluntariamente.

Debido a la falta de evidencia, la Policía no tenía ningún rastro sólido que seguir. En junio de 1999, los oficiales comenzaron a entrevistar a familiares de las víctimas para conseguir información y ADN para identificar posibles restos de sus cuerpos. En este periodo muchas víctimas se sumaron a las desapariciones de la zona, y la Policía se percató de que el asesino se había vuelto más activo. La Policía de Vancouver consideró la posibilidad de que se tratara de un depredador sexual y pronto comenzaron a investigar a sospechosos.


El 5 de febrero de 2002, la Policía ingresó a la casa de Robert Pickton para hacer una inspección de armas de fuego, también revisaron la casa de su hermano. Los oficiales sospechaban que Pickton estaba relacionado con las desapariciones. Tras la revisión, Pickton fue acusado con varios cargos, pero lo absolvieron, aunque seguía bajo supervisión policial.

En la casa de Pickton encontraron municiones, gafas de visión nocturna, esposas y una jeringa junto a un frasco que decía “afrodisíaco de mosca española”.

Robert pickton

En el transcurso del año 2002, Pickton fue acusado de todas las desapariciones que comenzaron en los años ochenta, lo cual sumó un total de 49 víctimas.

Cuando fue arrestado, la Policía encontró cabezas y manos de mujeres en su nevera. También encontraron dos jeringuillas con el ADN de la chica y de Pickton, un revólver cuyo cañón tenía un juguete sexual, objeto que tenía el ADN del granjero y el de Mona Wilson, el ADN de muchas mujeres muertas, baldes con partes humanas, dientes de mujeres…

Durante el juicio, un testigo dijo ver a Pickton en un cuarto donde estaba colgado el cuerpo de una mujer, esto fue respaldado por otros testigos. Otros testigos dijeron que Pickton estranguló y evisceró a mujeres para darles sus restos a los cerdos. De hecho, se cree que muchos de los cerdos que Pickton crió, crecieron comiendo carne humana.

Fuente: bbc


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *