La leyenda de las brujas de Praga

Praga



¿Alguna vez escuchaste hablar sobre las leyendas de terror de las Brujas de Praga? Algunos dicen identificarlas por su forma de vestir, otros por su cara y otros por la “vibra” que emanan

¿DÓNDE COMIENZA LA LEYENDA?

Las brujas de Praga tienen un lugar especial entre los pobladores de esta entidad, ya que cada cada 30 de abril celebran la noche de San Felipe y de Santiago. Y cuenta la leyenda que las brujas celebran su sabbat en la cima de las montañas, en la cual se abre la tierra y ofrecen sus tesoros.

De hecho, los antiguos eslavos les tenían miedo y se protegían con un helecho o una hostia, y como para algunos esta protección no era suficiente, optaban por el ritual más poderoso que era prender una fogata y quemarlas hasta eliminarlas.

¿MITO O REALIDAD DE LAS BRUJAS DE PRAGA?

La realidad es que la leyenda de las brujas de Praga se remonta a los siglos XVI y XVII con la Inquisición, particularmente en una ciudad llamada Velké Losiny. Se dice que entre 1678 y 1696 tuvo lugar aquí la mayor cacería de brujas. Todo comenzó porque una indigente de nombre Marina Schunová robó una hostia durante una misa porque tenía la creencia de que con esta podía curar a una vaca que no daba leche al ordeñarla.

La condesa Angelia de Galle (dueña del reino), al darse cuenta de este robo, llamó a Jindrîch Boblig  –el máximo inquisidor de esa región– para que condenara a la mendiga, la cual torturó con aplastar sus pulgares y bota malaya hasta hacerla confesar que era bruja.

CAZA DE BRUJAS EN EL SEÑORÍO DE VELKÉ LOSINY: 🎃 Las brujas de Praga 🎃 | ▫Paranormal▫ Amino

En el año 1678 en Sobotín (otro pueblo del señorío) la mendiga Marina Schunová robó una hostia durante la misa para dársela a una mujer con una vaca que no ordeñó porque la hierbera Dorota Davidová le dijo que una hostia tenía efectos milagrosos y podía curarla. Aunque el robo de hostias era bastante habitual, el cura de la iglesia lo denunció a la condesa Angelia de Galle (la dueña del señorío) quien quería investigarlo y por eso llamó al inquisidor Jindřich Boblig de Edelstadt.

Boblig era un fanático que ciegamente creía en la existencia de brujas y no tenía compasión con los acusados. El tribunal inquisitorial fue establecido y la mendiga fue torturada para que confesara ser una bruja. Boblig podía utilizar tres grados de tortura (aplastapulgares, bota malaya y porto). Las víctimas confesaron después de la tortura que organizaban aquelarres, volaban en escoba a Las Rocas de Pedro (un lugar en las montañas Jeseníky), insultaban el cristianismo (pisaban las hostias), fornicaban con demonios y otros. La mendiga y otros fueron quemados, la hierbera acusó a los miembros del tribunal y después fue encontrada en su calabozo muerta porque, como decían los miembros, “el diablo la castigó”. Boblig torturó a muchas personas y mandó quemar 56 víctimas. Los acusados sufrían mucho, el dolor era inimagible y por eso culparon a muchos ciudadanos de Šumperk en sus testimonios.



También había muchas víctimas de Boblig que decían volaban en escobas hacia las montañas, organizaban aquelarres, pisaban las hostias y fornicaban con el diablo. Por lo tanto, decidió quemar a muchos en una hoguera, incluyendo a la mendiga. Se dice que en esta cacería murieron más de 80 personas.

También puedes leer: ¿POR QUÉ NUNCA DEBES DORMIR CON LOS PIES APUNTANDO A LA PUERTA?

Brujas_Praga2

CAZA DE BRUJAS EN ŠUMPERK:

Šumperk era una ciudad protestante y después de la Batalla de la Montaña Blanca perdió su libertad y fue parte del señorío de la casa de Lichtenstein. Aunque después de la batalla tuvo lugar una recatolización, la mayoría de la gente siguió siendo luterana.

La primera mujer acusada según los testimonios de los condenados de Velké Losiny fue Marie Sattlerová. Durante la tortura acusó a muchas otras personas, incluso su marido, su hija, Marie Peschková y el cura Kryštof Alois Lautner. Sattler y su hija confesaron pero Boblig tuvo grandes problemas con Marie Peschková porque no quería confesar. Al final, todos los acusados fueron quemados.

carodejnicke_procesy3

El cura Kryštof Alois Lautner es la víctima más famosa de la caza. Fue un hombre inteligente y razonable y desde los principios fue contra la caza y por eso Boblig quería eliminarlo. El nombre del cura apareció en la mayoría de los testimonios y por eso fue arrestado. Pasó mucho tiempo en el prisión y después de mucha tortura confesó y fue quemado en la ciudad de Mohelnice.

Otra personalidad interesante es Jindřich Peschke, marido de la condenada Marie Peschková. Peschke fue un ciudadano rico que producía telas. Para el tribunal Peschke fue un adversario muy fuerte. Fue torturado de todos los modos posibles pero nunca confesó. Boblig no podía hacer nada, mencionó a Peschke como “Malus homo” y “Magnus magus”. Después de 12 años Peschke murió en la prisión y fue la última víctima de la caza de brujas en Šumperk. La familia de Peschke se endeudó por los gastos derivados del juicio y el miembro del tribunal František Ferdinand Gaup compró su casa a un precio muy bajo. Actualmente, en su casa, hay una exposición sobre la caza de brujas. Boblig mandó quemar a veinticinco ciudadanos de Šumperk.




TRADICIÓN EN HONOR A LAS BRUJAS DE PRAGA:

De aquí surge la noche de la quema de brujas en la República Checa y se dice que durante esta noche (30 abril a 1 mayo) vagan por todos lados. Los checos tienen la creencia  de protegerse de ellas con una serie de amuletos (como las hojas de helecho), pero sobre todo con fogatas para quemarlas.

Esta idea pasó de generación en generación hasta convertirse en una festividad. Entonces este día, todo el país prende hogueras para quemar brujas de trapo y paja para demostrar que no les tienen miedo.

Las mujeres y niñas suelen bailar alrededor del fuego. Todos se visten con ropa obscura y vieja para simular a las temidas hechiceras. Algunos hombres brincan encima de la fogata para demostrar su valentía ante las brujas. La noche de San Felipe y de Santiago hoy en día se ha vuelto una velada que gusta a todos.

Así que ya sabes, que si vas a Praga o a República Checa en general puedes encontrarte con una que otra bruja en la calle. Lleva tu amuleto de helecho para protegerte.

Fuente: lucilacastrodiaz



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *