La legendaria Semíramis, protagonista de dos tragedias

La legendaria Semíramis, protagonista de dos tragedias

Read Time:5 Minute, 12 Second



Semíramis es un nombre de origen hebreo y su significado quiere decir “el más alto cielo”

El desván de la Historia: Semíramis: la gran reina de Asiria y BabiloniaEl nombre de Semíramis etimológicamente tiene una variante que es Semira, la cual a su vez tiene como significado “el cielo más alto”. Esta diosa fue reconocida como la reina asiria, estando incluida en los registros con el nombre Shammuramat, y cuyo consorte era Shamshi-Adad V. Se dice también que fue la tutora de su hijo llamado Adad Narari III.  Por otra parte, existen algunos registros de leyendas griegas, donde se le señala como la esposa del rey Ninus de Asiria. Varios relatos indican que esta reina tuvo que encargarse del reino de su esposo cuando éste falleció luego de un reinado de 52 años y que ella completó con 42 años más al frente.

La historia reconoce que Semíramis logró grandes avances al encargarse del gobierno de su esposo, ya que logró extender el imperio que ya tenían conformado hasta Etiopía y la India, donde fundó un monumento allí como una manera de honrar la memoria de su esposo, el rey Ninus. La estatua estaba ubicada cerca de ciudad de Babilonia.

Sin duda alguna, el aspecto más destacado sobre esta figura mitológica, es la atribución que se le hace como fundadora de numerosas ciudades y maravillosos edificios dentro de la ciudad de Babilonia, entre estos figuran desde hermosos palacios y jardines colgantes, hasta la construcción de un túnel bajo el río Éufrates; de igual forma, los registros sobre sus hazañas y expediciones en las cuales llegó a conquistar Egipto. Su mito no describe abiertamente su muerte, sólo refleja una historia donde se narra que subió al cielo transformada en una paloma.

También podrías leer: DEMONOLOGÍA FEMENINA: ASTARTÉ, EL ÁNGEL DEL INFIERNO

Su historia         

La reina Semíramis es un personaje cuya historia está compuesta de varias leyendas, siendo una de ellas, la que más se cuenta, que tenía por madre a la diosa llamada Derceto, una figura de origen sirio y a la cual se le conocía como la dama con rostro de mujer pero con cuerpo de pez, descripción que hoy en día tienen las sirenas y para aquellos primeros tiempos las ninfas de agua. Se dice que esta diosa abandonó a su hija Semíramis en el desierto para que muriera allí.

Pero este destino no se cumplió y fue descubierta por un grupo de palomas que la adoptaron, la cuidaron y alimentaron. Luego de esto, cuenta el relato que fue encontrada por un pastor de nombre Simas quien la recogió y continúo con su crianza. Existen algunos registros sobre la fecha de su nacimiento, la cual podría haber sido durante el siglo IX a.C, y su muerte se registró en el siglo VIII a.C.

Nimrod, Semíramis, Tamuz y la Navidad – Pensamiento Pentecostal Arminiano

Siguiendo con su historia, se dice que al llegar a la adultez, contrajo matrimonio con el oficial de Nino y quien también ejercía como gobernador de Siria de nombre Oannes, a quien asistió durante el ejercicio de su monarquía. Al poco tiempo, se casó con el propio Nino, de quien se quiso deshacer años más tarde mandándolo a matar. Una vez que se sintió dueña absoluta del imperio asirio, reedificó dentro de los pantanos del Éufrates a la ciudad de Babilonia, conocida como la más bella y célebre ciudad del Oriente y todo el mundo.

Para su protección, mandó a rodear la ciudad con grandes muros y murallas inmensas, adornando varios palacios de manera lujosa y colocando jardines colgantes, los cuales están registrados como las grandes maravillas del mundo. Luego de esta hazaña, comenzó a realizar expediciones a través de Asia, por lo que países como Media, Persia, Armenia y Arabia, que por años fueron sometidos por Nino pero luego de su muerte habían recobrado su independencia, volvieron a estar dominados.

Tiempo después extendió su reino incorporando a los países de Egipto, Libia y todo el Asia llegando los linderos hasta la India. Estas expediciones también le valieron el reconocimiento a esta distinguida reina como una gran guerrera y aventurera. Cuentan que su reinado tuvo una duración de cuarenta y dos años y luego de esto le cedió el trono a su hijo Ninias, con quien por mucho tiempo se lo estaba disputando. La forma de su muerte aún no está clara, solo se dice que abandonó este mundo, subiendo a lo más alto de los cielos transformada en una paloma.

Su relación con María La imagen de la Virgen María está inspirada en una antigua diosa pagana - Misterio Tv - OFICIAL

La posición en la que la Iglesia Católica ubica a María es la de la Reina del universo. Dentro de todas las religiones, ésta es la más afín con el paganismo. Existen muchas religiones que adoran a diferente y falsos dioses, pero la mayoría de ellas tienen en común la creencia de una reina celestial, madre de todo el universo. Esta creencia ha sido avalada por el propio Vaticano, quien no solo la avala sino que mantiene vivo el concepto como un pilar dentro de la religión católica.

Se mantiene la imagen de la Virgen María como Inmaculada, libre de todo pecado original, elevada a la gloria celestial y exaltada por Dios con el título de Reina del universo. Pero es también la misma doctrina del catolicismo que desmiente estas teorías al indicar que María no es inmaculada y no fue elevada en cuerpo y alma al cielo, ya que no hay registro de ello ni en los evangelios, ni en lo descrito por los Apóstoles.

En cambio, sí se expresa que María está muerta y a la espera de la resurrección, esto según Juan 5:28-29. María, o el alma de María, se mantiene dormida a la espera de la resurrección de los santos, tal cual como lo expresan las escrituras. De igual forma, las doctrinas mantienen la creencia de que la virgen María fue elegida por Dios para ser la madre de su hijo Jesús, el salvador de todos los pecadores en la tierra y del mundo.

Estas culturas paganas que existieron en la antigüedad adoraban también a una falsa diosa, a la que denominaban con el título de “reina del cielo”. También en los tiempos de la antigüedad, específicamente dentro del imperio babilónico se adoró de igual forma que a María, una diosa llamada Semíramis.

Fuente: nuevatribuna


Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *