La historia de Margarita y su amiga la bruja celosa

La historia de Margarita y su amiga la bruja celosa

Margarita



Margarita al saberlo todo comenzó en un llanto de dolor, pues no lo podía creer como su ex mejor amiga había sido capaz de hacerle eso

MargaritaLa verdad esta historia es que algo fuerte, pero me animé a contarla más que nada para que tomen precauciones, a veces quien que crees que es tu mejor amigo puede ser más bien tu peor enemigo.

Este relato se lo contó mi tío a mis papás y comenzó hace muchos años…

Mi tío tenía una amiga de la infancia, a quien llamaremos Margarita como referencia.

Cuando Margarita era joven conoció en la escuela a una chica que se hizo su mejor amiga, eran muy unidas y después de las clases se paseaban juntas.

Dice mi tío que en una ocasión que Margarita fue a la casa de su amiga se percató que en su familia hacían brujería, por ciertas cosas que vio, como: símbolos, una estatua del diablo y otras cosas perturbadoras, a parte que su amiga le confesó que era cierto.

También puedes leer: NARAKA: APRENDE TODO SOBRE EL INFRAMUNDO HINDÚ

Margarita no le tomó importancia, pues ella respetaba la religión y el trabajo de cada quien, además de que confiaba ciegamente en su mejor amiga.

Ellas crecieron prácticamente juntas, hasta que en una edad más madura, Margarita conoció al hombre de su vida. Creo que fue el peor error de su vida… pues a partir de ahí las cosas cambiaron para Margarita y su amiga.

Su amiga comenzó a mostrar celos, envidia y hasta le hacía malos comentarios a Margarita con tal de separarla de su novio, después de cierto tiempo a Margarita le llegó la increíble noticia (por parte de un conocido) que su mejor amiga estaba enamorada de su novio.

Margarita se molestó al escuchar eso que fue y la confrontó, a pesar de que era muy obvia su actitud, la amiga lo negó todo y a partir de esa pelea las dos se separaron por completo.

MargaritaUn tiempo después el novio le pidió matrimonio a Margarita y a los meses se casaron. El día de su boda recibieron un obsequio por parte de alguien que no había dejado nombre, solo una nota que decía: «felices hasta que la muerte los separe«. El obsequio era un cuadro grande con la imagen de una Virgen hermosa.

Margarita decidió colgarla en la cabecera de su cama (de su nuevo hogar) para rezarle y que la Virgen los cuidara todos los días.

Unas semanas después las cosas comenzaron a cambiar para mal, su marido había cambiado por completo, de ser un novio amoroso a ser una esposo con mal genio y tomador, siempre peleaban constantemente.

En varias ocasiones llegaba borracho a su casa gritándole a Margarita por la nada, hasta al punto de querer golpearla, ya no solo era mal genio si no que con el tiempo fue siendo agresivo.

Hasta que finalmente un día, el marido de Margarita murió por una pelea a causa de un fuerte golpe en la cabeza, pero las cosas no mejoraron ahí…

Pues dice mi tío que en varias ocasiones Margarita lo buscó desesperada porque decía que había fantasmas en su casa que la molestaban; veía sombras, escuchaba ruidos en las noches como pasos por toda la casa, incluso cuando despertaba había objetos tirados por todo el piso, pero la gota que derramó el vaso y la causa por la que buscó a mi tío fue que soñó a su difunto esposo con la cara quemada queriéndola ahorcar, pero mientras lo hacía el lloraba y le decía: “perdón, Margarita, perdón».

A mi tío se le hizo extraño y le dijo que hablara con un sacerdote para que bendijera la casa, pero cuando fue, las cosas parecieron agravarse, los sucesos paranormales eran aún más intensos al grado de casi caer Margarita por las escaleras.

Una de sus amigas le recomendó que hablara con una médium que ella conocía.



Margarita le habló desesperada y le pidió a la médium que fuera a su casa lo antes posible. Cuando la mujer se presentó lo primero que hizo fue pasear por toda la casa concentrada en percibir las entidades, pero cuando llegó al cuarto de Margarita, se quedó parada y veía consternada justo al cuadro que colgaba en la pared, era el cuadro de la Virgen y no dejaba de verlo con ojos de sorpresa.

La médium apuntaba al cuadro y decía «Ese es el problema, hay algo en ese cuadro que no está bien», Margarita le respondió: «No, puede ser ¿cómo si es el cuadro de la Virgen?»…

La médium insistía y le pido permiso para revisarlo por lo que Margarita aceptó.

MargaritaMientras la mujer analizaba el cuadro se percató que estaba un poco grueso y en las orillas mal clavado, entonces tomó un cuchillo de la cocina e intentó abrirlo por en medio, después de varios intentos cuando por fin pudieron abrirlo, encontraron algo que las dos quedaron totalmente paralizadas…

Aunque no lo crean, lo aterrador es que dentro del cuadro habían diferentes tipos de hierbas y partes de animales disecadas, una foto del marido de Margarita con un clavo en la cabeza, y otra foto de Margarita, quien llevaba un clavo encajado directo en el corazón, las dos fotos tenían los ojos tachados con negro y por detrás de la imagen de la virgen se encontraba dibujado un diablo envuelto en llamas (como queriéndolos quemar a ambos).

La médium fue directo al patio con el cuadro para aventarle unas mezclas de aguas con hierbas y después procedió a quemarlo haciendo varias oraciones.

Al final, hizo contacto con el espíritu maligno quien molestaba a Margarita y le ordenó a que le diera el nombre de la persona que lo había invocado, después de un rato la entidad le contestó respondiéndole el nombre completo de la ex mejor amiga de Margarita y fue ahí donde la médium obligó al espíritu a regresar a donde pertenecía, hizo varias cosas más, pues no fue un proceso sencillo.

Margarita al saberlo todo comenzó en un llanto de dolor, pues no lo podía creer como su ex mejor amiga había sido capaz de hacerle eso. Gracias a la médium, Margarita se salvó de un destino que pudo haber sido muy cruel, lamentablemente su difunto marido no lo logró, pero a partir de ahí las cosas mejoraron para ella hasta el día de hoy…

Ahora si, con esto les digo… piénselo dos veces antes de escoger a sus amistades.

Anónimo

Fuente: permalink


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *