Juegos de terror: El juego de la red de Charlotte

Charlotte



“Adiós Charlotte” y la niña se despedirá y se irá, desapareciendo a un costado del espejo

Oferta-de-trabajo-como-ninera-que-es-rechazada-por-fantasmagoricaLa red de Charlotte es un ritual con la finalidad de invocar al espíritu de una niña, la cual vivió alrededor de los años 1400, y cuya madre fue quemada en la hoguera por ser acusada de brujería.

Antes de llevar a cabo este juego, debes de tener en cuenta que es bastante fácil, pero eso no significa que no pueda hacerte pasar una experiencia traumática.

Este juego se debe de llevar a cabo por dos personas, las cuales deben disponer de los siguientes materiales: una habitación en la cual no entre un solo rastro de luz, dos sillas, un espejo, una linterna, una mesa y por último; un muñeco de niña.

También puedes leer: QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA OUIJA JAPONESA, KOKKURI-SAN

Cuando ambos participantes, tengan los materiales requeridos, deben ir al cuarto, y si tiene ventanas o algún espacio por donde entre luz, debe de ser sellado, así la oscuridad es total. El espejo debe ser colgado en la pared, después pongan las sillas delante del espejo y coloquen una mesa detrás de éstas. Acto seguido; coloquen el juguete encima de la mesa en medio de las sillas, de tal forma que se refleje en el espejo.

Es muy importante que no entre luz externa y que el juguete se refleje en el espejo, después de eso, deberán decir: “Queremos jugar a la red de Charlotte”.

Si hicieron todo bien, deberán prepararse para lo que viene, pues lo siguiente es que verán a la niña tomar el juguete a través del espejo y es entonces cuando el juego comienza.

El juego de la red de Charlotte | Wiki Creepypasta | FandomCabe aclarar que la niña solo se podrá ver en el espejo interactuando con el cuarto, viéndolos, pero no estará con ustedes los participantes, o no será visible por ustedes, solo a través del espejo, eso sí, no se debe quitar la mirada del reflejo y deben estar siempre en contacto con el espectro.

Aquí llega lo importante, si a la niña no le ha gustado la ofrenda (el muñeco), entonces se molestará bastante, se volverá agresiva, su expresión cambiará de una dulce y tierna a una de espanto y horror imposible en una niña de su edad, y acompañado con esto la pasarán verdaderamente mal. Por el contrario, si a la chica le gusta el muñeco, esta se mantendrá tierna y amigable.

Aquí es cuando se le pueden preguntar cosas, y cuando hayan quedado satisfechos sólo digan: “Adiós Charlotte” y la niña se despedirá y se irá, desapareciendo a un costado del espejo. Tal vez parezca inocente, pero cuentan que si ella se enoja por las preguntas, te arrepentirás de haberla llamado.

Fuente: aminoapps


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *