Historia enviada por una suscriptora (Perú) La abuela gitana

Historia enviada por una suscriptora (Perú) La abuela gitana

Read Time:4 Minute, 52 Second

Como tenía tanta pena de la abuela, lo primero que hago es meter mi mano en mi cartera y sacar la primera moneda que tenga

Galería | 25 objetos icónicos de las películas de terrorTodas las veces que debo de regresar a mi casa, debo de pasar por el Jockey plaza (Lima – Perú).

Al pasar por ese lugar, me encontraba con varias mujeres gitanas, las cuales me decían para que lean mi mano, a cambio de una moneda.

Anteriormente, unas amistades ya tuvieron algún inconveniente con estas gitanas, y por ese motivo decido no prestarle atención y seguir mi camino.

El inconveniente que tuvieron, era que las gitanas le pidieron un billete para que lo rece, y así le dé buena suerte.

Mis amistades ingenuamente le creyeron, y cuando le dieron el billete, las gitanas nunca más lo devolvieron, se quedaron con su dinero.

Otras amistades tuvieron que pagar de más, después que le terminaron de leer la palma de la mano, le empezaron a cobrar unos S/20.

Y así entre varios inconvenientes que tuvieron mis amistades, como me da un poco de miedo acercarme a las gitanas.

También podrías leer: El autor Chester Brown asegura que la Virgen María era prostituta

Bueno, regresemos a la historia.

En una de las veces cuando estaba de regreso a casa, al subir al puente, veo a una abuela gitana que estaba en un rincón como pidiendo que le ayuden.

No sé qué me pasó por mi mente, que en ese momento, ver a la abuela gitana en ese estado, hizo que me diera pena.

En mi mente me decía, pobre abuela, llegar a esa edad y estar en necesidad, capaz estará sola y no tenga a nadie quien le ayude.

Como tenía tanta pena de la abuela, lo primero que hago es meter mi mano en mi cartera y sacar la primera moneda que tenga.

Cuando me acerco a la gitana, le doy un sol (moneda de Perú) y me retiro para seguir mi camino.

Estando a mitad del puente, no sé qué me da por mirar hacia atrás, para darme con la sorpresa que la abuela, me estaba siguiendo.

En ese momento la pena que sentía por la abuela, enseguida se esfumó y en mi mente me decía, no puede ser, porque le di dinero a la gitana, ahora capaz me vaya a pedir que le da más dinero, hubiera hecho caso a mis amigos y hubiera seguido mi camino.

Cuando la abuela me da alcance, de malas ganas y en forma educada, le pregunto, ¿Qué deseas?

La abuela me dice, que me va a leer la mano, por la moneda que le di.

Como ya sabía que era lo que seguía después de leer la palma de la mano, le dije que no, muchas gracias pero no, estoy muy apresurada y no tengo tiempo.

Pero la abuela insistía que me va a leer la palma de la mano, así que de malas ganas le digo que ya, pero que lo haga rápido porque tengo el tiempo contado.

Cuando la abuela tomó mi mano y empezó a leerlo, no pude creer lo que me decía, hasta incluso me preguntaba como lo hizo, como supo todo lo que me dice.

Arrástrame al infierno', Raimi trata de regresar a su géneroLa abuela me dijo, que la compañera de mi trabajo con el nombre, ESTAFANY está hablando a mis espaldas, y que no confié en ella.

En un inicio me pregunté, como es posible que sepa el nombre de mi compañera de trabajo, si nunca le hable de ella, o mejor dicho, nunca le dije nada de mí.

Después me dijo, que mi novio, me está engañando con una chica con el nombre que inicia con Z. Me dice que no me puede decir bien el nombre, porque no lo ve bien, ya que yo no conozco a esa mujer, y por eso no sabe su nombre completo, solo su inicial.

Como todo lo que la abuela me decía, prácticamente era correcto, decidí ser buena gente con ella, y momento que estaba por seguir mi camino, saco un billete de mi cartera y le entrego a la abuela.

Cuando le di el billete, la abuela me dice, que tenga cuidado al regresar a casa, que antes de llegar a mi casa, que mire bien el semáforo. Si llego a la esquina y veo que el semáforo ya está para cruzar, que me espere al próximo semáforo.

Cuando estaba por llegar a casa, al llegar a la esquina, vi que tenía pase para cruzar, y al momento que lo iba hacer, recordé lo que me dijo la gitana, que me espere al próximo semáforo.

En un momento no lo iba hacer caso, hasta que no sé qué me pasó, que en hacer caso a la gitana, y por cierto, menos mal que le hice caso.

Resulta, que si en ese momento si hubiera cruzado, un carro que venía a toda velocidad, me hubiera atropellado.

El carro no respeto el semáforo y se pasó de largo, prácticamente, le debo mi vida la abuela gitana.

Al mismo tiempo me pregunto, si en ese momento no le hubiera dado un billete de más alto valor, la abuela gitana, ¿me hubiera advertido de lo que me iba a pasar?

Bueno, no quiero pensar mal, mejor dejemos hasta aquí lo que me tocó vivir.

Escucho sus comentarios, si tuvieron algo parecido con los gitanos.

Les hago la siguiente pregunta:

¿Creen que si no le hubiera dado un billete de alto valor, la gitana le hubiera advertido lo que le iba a pasar?

Por mi parte, no sé qué pensar, ni que responder, quiero creer que si, que la gitana de todas maneras le hubiera advertido que su vida corría peligro, o bueno, eso pienso, y ustedes, ¿Creen que si no le hubiera dado un billete de alto valor, la gitana le hubiera advertido lo que le iba a pasar?

Fuente: PostmortemX666

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
100 %