Historia enviada por una suscriptora: La niña

niña



Terminé con el informe de la niña y fui por la muñeca para dejarla junto al cuerpo de su dueña

gif muñeca - Blog Colegio San José - EspinardoEra una tarde lluviosa cuando llegué a la morgue del hospital, mi turno empezaba a las 4 pm y terminaba a las 3 am, era una tarde fría y la noche fue peor, la lluvia no cesaba y por esa razón mi asistente no se presentó, así que tuve que estar solo en la morgue, me daba miedo pero no tenía otra opción.

Esa noche le estaba realizando la autopsia a una niña, cuando llegó uno de los doctores a dejar una muñeca.

Me quedé sorprendido y le pregunté la razón por la cuál llegó a dejarla.

También puedes leer: EL VAMPIRISMO: CAUSAS Y CASOS REALES DE ESTA RARA PARAFILIA

—Es la muñeca de la niña, su mamá me pidió que no se lo quitara, ya que era su muñeca preferida y se enoja cuando no la tiene a su lado.

—Doctor, ¿No me diga que cree que ella va a levantase a reclamar por su muñeca?

—Así es, a los muertos no hay que quitarles lo que les pertenece y menos a los niños que son almas puras y a veces no se dan cuenta que han dejado este mundo.

—Eso es absurdo doctor…

—¿Dónde se la dejo? yo solo cumplo con lo que me dijeron.

—Déjela encima de la mesa donde guardo mis herramientas, ahí no va a perderse.

—Bien, que le haga compañía la muñeca ya que su asistente no vino.

MiMuñecaMaldita | Terror AminoA penas había salido el doctor cuando se escucharon unas risas inocentes de una niña, pensé que venía de la calle pero ya eran las 2 de la madrugada y afuera aún estaba lloviendo, terminé con el informe de la niña y fui por la muñeca para dejarla junto al cuerpo de su dueña.

Pero en ese instante pegué un brinco, mi teléfono sonó anunciando una llamada, contesté el teléfono, me sentía incomoda estar sola en la sala de autopsias así es que salí al pasillo pero mi peor error fue llevarme la muñeca…

Estaba hablando muy tranquilamente por teléfono, con la muñeca en la mano, cuando veo que la niña sale caminando de la sala, me quede paralizada, la niña venía directo hacia mí, con una cara de enfado, quise salir corriendo pero en esos casos el cuerpo no reacciona.

El miedo hizo que cayera rendida, cerré los ojos y solo pude sentir como la muñeca salía de mis manos.

El doctor al verme en el suelo llegó a levantarme, preocupado me preguntaba que había pasado, yo solo pregunté por la muñeca.

Le sorprendió la pregunta, así es que fue a ver dónde la había dejado pero me sorprendí cuando me dijo que la niña la tenía entre sus brazos, ese día descubrí que los muerto sí reclaman por sus cosas ya que la muñeca quedó en una de las mesas después de que se llevaron el cuerpo de la niña y hasta que entregué la muñeca a su familia dejó de aparecer en la morgue del hospital.

La imagen puede contener: una o varias personas

Fuente: PostmortemX666


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *