Historia enviada por Alex Moralex Gómez: El cuadro Maldito

cuadro



La mujer siguió mirando todo en la habitación, hasta que señaló el cuadro

Después de una tormentosa separación, me fui a vivir a las afueras de la ciudad quería alejarme de todos y de todo, mi hermana en un deambular por la calle, se encontró a un vendedor ambulante el cual a demás de otras cosas le ofreció un cuadro pintado al óleo, mi hermana no lo pensó dos veces le pareció lindo y el precio muy módico.

Esa misma noche fue al lugar de mi vivienda a llevarme el cuadro, cuando lo compro no pensó en tenerlo ella, siempre su idea fue regalármelo, me dijo entre risas que ese era un cuadro especial para un hombre soltero, en verdad el cuadro me gusto y ella misma ayudó a colgarlo en la cabecera de mi cama.

Después de despedirme de mi hermana me di una ducha, vi un rato televisión y me dormí debía madrugar al trabajo, serían la 2 de la madrugada, no sabría decir una hora exacta no mire el reloj, el caso es que desperté con una sensación que había alguien en la habitación, es sentimiento de sentirse observado, pensé en encender la luz pero pensé que me estaba asustando como un niño, me dormí de nuevo.

En la mañana mire a ver si había algo que mostrará algún intruso pero allí no había nada extraño, solo fue imaginación mía, pensé. En la noche llegué muy cansado, ducha y a dormir no comí nada ni encendí la tv, solo quería dormir, era pasada la media noche, cuando sentí la misma sensación de la noche anterior, en esta ocasión si encendí la luz, allí no había nada ni nadie, solo la maldita sensación de que ahí había alguien, intente dormir lo hice a intervalos a cada momento despertaba sintiendo lo mismo y en los pocos momentos que dormía, tenía pesadillas con una mujer que me arrastraba al fondo del mar, no sólo despertar con aquella sensación si no ahogado por que las pesadillas eran tan reales que me quitaban la respiración.

También puedes leer: ¿QUIÉN FUE EN REALIDAD JACK EL DESTRIPADOR? MISTERIO RESUELTO

Cada noche era peor, dormía menos y las pesadillas eran peores esta mujer me llevaba a lo mas profundo del mar y no me dejaba tomar aire, cuando despertaba casi a punto de morir ahogado, sentía ese alguien ahí junto a mi, para hacer todo mas macabro, tenía la sensación que quien había en mi habitación era la misma mujer que me quería hundir en el fondo del mar.

Creo que llevaba un mes en esta terrible situación, cuando le conté a mi hermana lo que me estaba pasando, me dijo que una amiga de ella era una médium o algo así o bruja como la quisiera llamar que podíamos invitarla a la casa a ver si sentía algo o veía, así lo hicimos cuando entró en la casa, dijo acá hay algo extraño, cuando estuvo en mi habitación, su aspecto cambió por completo como si hubiese visto un demonio, nos dijo que en esa habitación había un ente maligno, mi hermana y yo nos miramos sorprendidos la verdad ninguno creíamos en esas cosas, la mujer siguió mirando todo en la habitación, hasta que señaló el cuadro, nos dijo que el mismo estaba cargado de muy mala energía, debíamos sacarlo de la habitación y dejarlo en otro lugar de la casa y así comprobaríamos si tenía algo que ver con lo que estaba pasando.

Así lo hice esa primera noche todo se calmo dormí como un niño, aunque afuera de mi habitación se escuchaban pasos como si alguien fuera y viniera por toda la sala hasta la puerta de donde duermo, al día siguiente llame a la mujer y le explique lo que había pasado, me dijo que efectivamente ese cuadro estaba poseído por el alma de una mujer que estaba llena de odio por algo que le paso en vida, le pregunté que se podía hacer, me dijo que lo mejor era quemarlo, así se destruiría todo aquello que la ataba a este mundo y después ella haría una limpia en mi casa para acabar con la energía mala que allí quedara.



Antes de salir para el trabajo, me llamó mi hermana diciendo que el hombre que le había vendido el cuadro se lo acaba de encontrar en la calle y este le pedía encarecidamente le devolviera el cuadro, el desembolsaría el dinero que ella pagó y además le daría una remuneración por quitarse del negocio, tenían cita para las horas de la tarde, yo le conté lo que me había dicho la amiga de ella, nos quedamos pensativos, todo estaba tomando un matiz muy extraño, así que se nuevo, decidimos llamar a la amiga de mi hermana y le contamos lo del hombre de la pintura, esta nos dijo que el es un guardián, vende el cuadro o simplemente lo regala, con la intención que este robe energía y pueda seguir el ser que en el habita en nuestro mundo, el presiente cuando le pueden hacer daño o el mismo ente que habita el cuadro le avisa, nos recomendó de nuevo quemarlo, no debíamos olvidar que quien allí solo quiere roba energía, hacer daño y muchas veces cuando tiene mucho poder, matar.

En el patio trasero de mi casa quemamos el cuadro, mi hermana dice no haber oído nada, pero cuando ya casi se quedaba en cenizas yo escuche el grito de una mujer, después de esto no volví a sentir esa sensación y las pesadillas desaparecieron, mi hermana tampoco volvió a ver el hombre que le vendió el cuadro.

NOTA: La imagen es la original de la historia, se retoco para que el sitio web no la sancione.

La imagen puede contener: 1 persona

Fuente: PostmortemX666


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *