Fotografía de un ente de 1936 en Raynham, que regresa por venganza

Raynham

Se cree que la dama de color castaño vaga por Raynham, para fastidiar a su familia y a la de su esposo. en venganza

Conocida como «lady Dorothy»o el «fantasma de la familia», se decía que la dama color castaño caminaba por los a corredores de Raynham Hall en Norfolk, Inglaterra, entre 1840 y 1860. Una noche de 1855, tres jóvenes de la familia la vieron en las escaleras y la persiguieron, pero cuando la creyeron acorralada, ella saludó y se desvaneció. el día siguiente, al describir el hecho al resto de la familia, otra pariente recordó haber visto el espectro en 1844, también en las escaleras, con el mismo atuendo, y una horrible expresión  en los ojos vidriados y vacíos.

Se dice que el vestido que llevaba el espectro era de brocado de seda de color castaño con brillos dorados, el mismo traje que portaba lady Dorothy Townshend, hermana del Primer Ministro sir Robert Walpole, en un retrato que se conserva en Raynham. Dorothy Walpole se había casado con el segundo vizconde Townshend de Raynham, algunos aseguran que contra su voluntad, y quizá sea esta la razón por la que ha vagado en Raynham desde su muerte en 1726.

También puedes leer: EL MISTERIOSO CASO DE LAS TRES BRUJAS DE CHELMSFORD

Raynham
Se cree que una fotografía de 1936 captó de manera fortuita una imagen de la dama del castaño.

Pero su menos romántica familia dice que no puede descansar por los celos. Debió de guardar resentimiento a sus parientes (los Walpole) porque su condado, creado en 1742, era más importante que el de los Townshend. También detestaba a los parientes de su esposo, los Loftus, por tener una riqueza que consideraba que debía ser suya. Y de este modo fastidiaba a los Walpole y a los Loftus apenas llegaban a Raynham.

Pero la dama del castaño no sólo asediaba a su familia. El capitán y escritor Frederick Marryat la vio una vez y le disparó con su pistola. Ella desapareció de inmediato. Este espíritu se apareció también en Houghton, la gran mansión de Norfolk construida por sir Robert Walpole.

Asustó al príncipe regente, más tarde Jorge IV. El príncipe confesó: «No pasaré otra hora en esta casa maldita, por que esta noche vi lo que espero por Dios que jamás vuelva a ver

En el decenio de 1870, un miembro de la familia declaró que las apariciones habían cesado, pero el 1936 se publicó en la revista Country Life una supuesta fotografía de la dama color castaño. La fotografía había sido tomada en Raynham Hall tres meses antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *