Especial leyendas de terror: Las puertas del infierno y el niño Julián

Julián



Desde ese día no se supo nada mas del niño llamado Julián y el hoyo que estaba en el campo de prueba del que había caído

Historias de terror: el pozo de los deseos | La Verdad NoticiasSe dice que un día un niño llamado “Julián” vivía en una zona donde unos científicos hacían experimentos para determinar la profundidad aproximada entre el centro de la tierra y la zona de prueba.

Un día los científicos dejaron de ir a la zona de pruebas y Julián decidió ir a averiguar qué había ocurrido que hizo que los científicos dejaran de ir a esa zona, cuando Julián llego a el campo de pruebas descubrió algo que lo dejo totalmente asombrado.

También puedes leer: DE LEYENDAS MÉXICO: LA LEYENDA DE EL FANTASMA DE LA MONJA

Había un gran hoyo que al fondo de él se reflejaba una luz que lo dejo parcialmente ciego lo que provoco que Julián cayera al fondo del hoyo, cuando termino de caer, llego a un lugar tenebroso en él había lava ardiente que llegaba a altas temperaturas, aunque Julián sentía el ardiente calor de ese diabólico lugar extrañamente no se quemaba sino que seguía sin ningún daño y sin quemones que le habría provocado las grandes temperatura de ese lugar, entonces Julián siguió caminando aterrorizado y de repente llego a un lugar donde estaban unas grandes puertas que parecía hecha con grandes cantidades de metal fundido, entonces se escucho una retumbante voz maléfica que le grito al pobre niño atemorizado:

– Bienvenido a las puertas de Infierno, desde ahora este será tu nuevo hogar.

Dijo la malvada voz que le hablaba a Julián

-Quien eres y que quieres decir con mi nuevo hogar.

Respondió con un tono de voz casi apagado.

De pronto se abrieron las grandes puertas y al tiempo que se habrían lenta y horrorosamente se escuchaban gritos de personas que parecía aterradas de estar en ese lugar.

Desde ese día no se supo nada mas del niño llamado Julián y el hoyo que estaba en el campo de prueba del que había caído, fue cerrado por cuestiones de seguridad, pero algunas personas dicen que cuando un niño desaparece culpan al espíritu errante de Julián.

Fuente: creepypasta


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *