El misterioso caso de las tres brujas de Chelmsford

Brujas

Chelmsford: Joan Waterhouse, hija de Agnes, fue declarada inocente de hacer que Agnes Brown, niña de 12 años, quedara tullida del brazo y la pierna derechos

El primer juicio inglés de brujería que alcanzó notoriedad tuvo lugar en 1566 en Chelmsford Assizes, Essex. Sucedió después de que el parlamento de Isabel I aprobó, en 1563, la ley de brujería, que hacía más rigurosos los castigos por invocar espíritus malignos. Tres mujeres del poblado de Hatfield Peverel fueron acusadas de maleficium y del uso de un familiar común. Los procesos se registraron en un panfleto contemporáneo, un chapbook o relación.

Elizabeth Francis fue acusada formalmente de embrujar al niño William Augur y volverlo cojo. Fue considerada culpable y sentenciada a un año de prisión. Durante el juicio confesó libremente a un posadero otras actividades, incluyendo relaciones sexuales antes del matrimonio, aborto y asesinato. Explicó que recibía ayuda y era incitada por su familiar parlante, Sathan, un gato grande moteado de negro, regalo de su abuela, quien le había enseñado brujería desde pequeña. Elizabeth había pedido a Sathan que la hiciera rica «y el gato inmediatamente trajo varias ovejas a su pastizal hasta contar dieciocho, negras y blancas».

Brujas

En 1589, en el tercer juicio de brujería en Chelmsford, fueron ahorcadas tres mujeres por hechicería: Joan Prentice, Joan Upney yJoan Anny. Aparecen con sus familiares (Demonios).

Agnes Waterhouse fue procesada y ahorcada por embrujar a William Fynee hasta matarlo. En su juicio confesó otros crímenes que involucraban al familiar de Elizabeth Francis, quien, harta de Sathan, se lo había regalado a Agnes, para que le sacara provecho. Disgustada con la viuda Gooday, Agnes pidió a Sathan que ahogara su vaca, y lo recompensó con su sangre, pan y leche. Sathan mató al gato de otro vecino, y echó a perder la mantequilla de un tercero. En el tribunal, el carcelero despojó de su pañuelo a Waterhouse y mostró las marcas de su cara, donde supuestamente había succionado al gato.

Puedes leer también: LA TRIPULACIÓN FANTASMA DE WATERTOWN

Joan Waterhouse, hija de Agnes, que entonces tenía 18 años, fue declarada inocente de hacer que Agnes Brown, niña de 12 años, quedara tullida del brazo y la pierna derechos. El testimonio de Agnes también  se refería a Sathan, que había adoptado la forma de un perro negro con cara de mono, cola corta y un par de cuernos en la cabeza. Este perro llego con la llave de la lechería en el hocico pidiendo a Agnes mantequilla. Ella se negó y siguió rehusándose, aunque el perro volvió varias veces con la misma exigencia. Por último regreso con un cuchillo en el hocico amenazando con matar a la poco cooperativa muchacha.

Hubo otros juicios de brujería importantes en Chelmsford en 1579, 1589 y 1645, pero los casos de 1566 fueron los rpimeros en los que un tribunal admitió evidencia espectrales, pruebas sin apoyo de las acusadas, el descubrimiento de marcas de brujas y, lo más importante, el testimonio infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *