Dos relatos espeluznantes del programa de radio «La mano peluda»

mano



La Mano Peluda», el exitoso programa de radio que dio noches de terror a México durante 22 años

«Hoy fue un día funesto para nosotros. Nos dieron a conocer, luego de 22 años y casi 5 meses de duración, que ‘La Mano Peluda’ llega a su fin. Agradezco al universo ‘peludomaniaco’. Muchas gracias por haber estado con nosotros», expresó un jueves por la noche su locutor, Rubén García Castillo.

A las 22:00 del viernes 12 de enero de hace 3 años, tomó el micrófono de Radio Fórmula para presentarlo por última vez.

1. Las «malditas» botas con sangre

En diciembre de 2014, un ingeniero llamó al programa para contar que él y su esposa escuchaban ruidos raros en su casa de Ciudad de México.

El asunto se tornó extraño cuando ella encontró unas botas de minero junto a una puerta que daba al sótano de la casa. La pareja se deshizo de las botas, pero éstas reaparecieron.

botas de minero
«Me da mucho terror cada vez que lo cuento», explicaba el radioyente.

El narrador dijo que disparó con su pistola a una persona que cayó rodando por las escaleras, luego de días de ruidos y golpes en la puerta.

Al bajar al sótano, no había nadie, tan sólo las botas, «las mismas que mi esposa había tirado hacía dos o tres meses». Esa vez, relató, tenían sangre.

El final de la historia es trágico: «Mi esposa está en un hospital psiquiátrico en Guadalajara. Yo la voy a ver cada mes. Ella no me reconoce. Cuando regresé a la casa, lo primero que vi fueron las malditas botas, igual, junto a la puerta del sótano. Cerré la puerta y nunca más regresé».

2. El oso de peluche que «habló»

«Le voy a contar una historia que a mí me sucedió. Hay gente que me cree, gente que no, gente que se ríe… pero fue así me sucedió», explicaba Martín en 2013 .

En su narración, decía que hacía algunos años se había cambiado de casa: «Yo tendría como unos 14 o 15 años y me fui a vivir con mi hermana.

Ella trabajaba de policía junto a mi hermano. Ellos iban a trabajar desde las 5 de la mañana. Nosotros teníamos nuestro cuarto y ella tenía su cama».

«En su cumpleaños le regalaron una osa de peluche, de esas grandes», relató.

oso de peluche.
¿Una osa de peluche que habla? «Así fue como me sucedió», relató este radioyente.

Un día su hermana le dijo que no iba a la casa a dormir.

Él sintió frío y se le ocurrió meterse en la cama de su hermana, que tenía un edredón más grueso. «¡Pero ahí estaba la osa, señor Ruben!», le contó al locutor.

«Me acosté, me tapé… ¡y la osa estaba de mi lado! Y, de repente, la osa se voltea y me dice que me ve«.

Esta historia es una de las más escuchadas en el canal que los fans del programa crearon en YouTube, pero millones de personas la escucharon también en antena.

Como este, muchos otros cuentos de terror ya no se escucharán en «La Mano Peluda». Al menos, a través de la radio. Pero el legado de los más de 20 años de historias de terror que dejó el emblemático programa sigue vivo en internet.

Fuente: radio



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *