De leyendas México: Los monjes del desierto de los leones

De leyendas México: Los monjes del desierto de los leones

Read Time:3 Minute, 3 Second

El Desierto de los Leones guarda entre sus paredes una gran historia que ha desembocado en varias leyendas

Es difícil explicar por qué, pero algunos lugares simplemente tienen una energía diferente. Así es el Ex Convento del Desierto de los Leones, un lugar lleno de misterios.

A principios del siglo XVII, la Orden de los Carmelitos Descalzos se había establecido en la Nueva España y los frailes estaban en busca del lugar ideal para construir un convento en donde pudieran cumplir con sus votos.

historia ex convento desierto leonesEn el camino entre la Ciudad de México y Toluca, los monjes descubrieron un bosque sumergido en el silencio. Le llamaron “desierto”, a pesar de que estaba repleto de vegetación, como un término espiritual para describir la tranquilidad del lugar.

Ahí fundaron su convento, el cual era conocido como “Santo Desierto de Nuestra Señora del Carmen de los Montes de Santa Fe”. Con el tiempo, se le llamó simplemente “Desierto de los Leones”, debido a que una familia de apellido León gestionaba el lugar ante la Corona Española a nombre de los frailes.

El complejo original era enorme, incluía: el claustro principal, biblioteca, cocina, comedor, hospedería, lavandería, celdas, huerta, capillas y caballerizas, entre otros espacios. El llamado Jardín de los Secretos es una joya arquitectónica construida para hacer sorprendentes juegos de luces y sombras con la naturaleza que le rodeaba.

El monasterio duró muchos años pero, cuando estalló el Movimiento de Independencia en 1810, fue cedido al estado. Después de servir un tiempo como cuartel militar, fue completamente abandonado durante un siglo. El olvido y la vegetación hicieron estragos en el antiguo convento.

También podrías leer: Usuarios comparten historias “raras” vividas en el metro de CDMX

En 1876, la zona fue declarada reserva forestal y, en 1917, el presidente Venustiano Carranza nombró al convento y sus alrededores “parque nacional”. Desde entonces, las ruinas de este magnífico ex convento han sido restauradas para recibir a los visitantes que cada año llegan para revivir su época de gloria.

ex convento desierto leones historia

Quienes entran a este misterioso lugar se convierten en testigos de los fenómenos paranormales por los cuales es conocido. Muchos hablan de sus pasillos, en los cuales supuestamente se pueden escuchar los lamentos de las víctimas del terremoto de 1705, que arrasó con el edificio.

Otro espacio que da de qué hablar es el comedor, en donde muchos afirman haber visto sillas que se mueven solas y luces que se prenden y apagan. Otros aseguran que, si se logra un silencio total, se pueden escuchar los cantos y rezos de los monjes extintos.

Si crees que eso es escalofriante, espera a que entres al sótano. Durante las noches, rezos y lamentos salen de este lugar en donde se dice que se llegaron a almacenar cuerpos.

Tú puedes vivir el lado misterioso del ex convento en el recorrido Leyendas Nocturnas en el Desierto de los Leones, una experiencia audiovisual que mezcla datos históricos con estos relatos fantásticos. La advertencia es que puedes llevarte uno que otro susto, ya que durante se aparecen ánimas y demonios que lo hacen todo mucho más real.

Estos recorridos se hacen cada jueves, viernes y domingo a las 21:00 horas. Tienen un costo de $150 pesos y puedes comprar los boletos en la sede de la delegación Cuajimalpa y en un stand ubicado en el Centro Comercial Santa Fe.

También puedes elegir visitar el Ex Convento del Desierto de los Leones de día y disfrutar exclusivamente de su parte histórica. El Ex Convento del Desierto de los Leones es accesible a través de la Calzada Desierto de los Leones, que une la Carretera Federal México-Toluca con el pueblo de Santa Rosa Xochiac.

Fuente: maspormas

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta