De leyendas México: La casa de los lamentos (Guanajuato)

lamentos



La Casa de los Lamentos es un lugar que ha dado origen a una de las leyendas famosas de Guanajuato

Casa de los Lamentos (Guanajuato) - 2020 Lo que se debe saber antes de viajar - TripadvisorHace muchos años en la hermosa y colonial ciudad de Guanajuato, había un hombre llamado: Tadeo Fulgencio Mejía, un adinerado ingeniero minero que adoraba sobre todas las cosas a su esposa María Constanza, la vida les sonreía hasta que un día la tragedia arribó a sus vidas, cuando en un asalto, María fue asesinada en un callejón, dejando sólo y devastado a su esposo, a quien el cruel destino lo convertiría en algo que jamás se imaginó.

El hombre extrañaba inmensamente a su esposa, su vida había perdido sentido, tanto que en la profunda desesperación de volver a verla, Tadeo acudió a solicitar los trabajos de una bruja, misma que lo incursionó en un mundo oscuro del cual, ya no hay regreso…

La bruja le dijo que para que él pudiera comunicarse con su esposa, tenía que realizar rituales de magia negra en los cuales el principal ingrediente eran los sacrificios humanos. Sin dudarlo, Tadeo aceptó la sanguinaria misión, por lo que llevó a su antigua casa, múltiples mujeres y hombres para matarlos y ofrecer su sangre joven al diablo, mientras un mozo tocaba siniestras melodías con el órgano y evitar así el ruido y los lamentos de las víctimas de su patrón. Para deshacerse de los cuerpos, el asesino los incineraba.

También puedes leer: ESPECIAL EXORCISMOS: LA POSESIÓN DEMONÍACA DE JULIA

Cuando las autoridades se enteraron lo que pasaba en la casa, el despiadado hombre decidió suicidarse antes de ser arrestado, por lo que no se sabe exactamente la cantidad de personas que mató, sin embargo encontraron suficiente evidencia de las mórbidas escenas de terror que se llevaron a cabo en el lugar, pues en el sótano había restos humanos y libros satánicos.

La leyenda cuenta que el asesino serial no pagó en vida sus pecados, pero sí después de su muerte, pues su espíritu se quedó a cumplir la condena en la casa donde cometió los asesinatos, a la cual los guanajuatenses le dicen: “La casa de los lamentos”, ya que por las noches se pueden escuchar los llantos y gritos de dolor de las infortunadas víctimas que murieron en la mansión.

Actualmente la casa funge como museo, en donde puedes conocer más acerca de esta espeluznante historia.

Fuente: viajeros


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *