¿Cómo afecta la luna llena de este 23 de Julio a los signos?

¿Cómo afecta la luna llena de este 23 de Julio a los signos?

La Luna llena en Acuario del 23 de julio de 2021 es una fiesta contra la rutina y nos llena de energía

El viernes 23 de julio de 2021 a las 23:38 de Buenos Aires (TU 2:38) se hará la Luna llena en Acuario (grado 1 del eje Acuario-Leo). Será la primera de dos lunaciones en este mismo signo, la segunda ocurrirá el 22 de julio, en los últimos grados del signo del Leo.

Saldremos, por estos tiempos, de la simbiosis y la nostalgia del signo de Cáncer, que nos llevó a procesar rápidamente cuestiones del pasado y la familia, hacia una gran dosis de información que vendrá desde el área de los amigos, las redes, las agrupaciones y luchas sociales («lo colectivo» o el «bien común» acuariano).

Las lunas llenas llevan a término un proceso que comenzó en la Luna nueva pasada, son la recolección de frutos y la capacidad de ver más (aparecen sueños importantes, sincronías, causalidades, ideas «eureka» y más).

Nos damos cuenta, durante estos días, de que nuestras soledades están pobladas de palabras, intercambios, ideas comunes, ideales, metas y gustos afines. Descubrimos quiénes somos a partir de los otros, nos rebelamos a las verdades fijas, y tenemos destellos o visiones del futuro que vendrá a partir de libros, películas e informaciones varias.

En las Lunas llenas descubrimos quiénes somos a partir de los otros. Foto ilustración: Shutterstock.

Puede que durante estos días, con esa vibración tan transpersonal en los cielos, recibamos noticias de otros planetas, descubrimientos sobre el sistema solar, otras dimensiones, cambios climáticos, meteoritos y cosas extraordinariamente impactantes, que nos cambiarán la sensibilidad y cuestionaran nuestro ego. Nos haremos cargo de que somos parte de una hermandad, planetaria y cósmica.

También podrías leer: SATANÁS Y LA CRUCIFIXIÓN: ¿EN DÓNDE ESTABA CUÁNDO JESÚS FUE CRUCIFICADO?

Acuario, el shock de vitalidad

La temporada Leo propone una vuelta al eje personal, centro de todos los centros. Habrá necesidad de luz solar, de salidas al exterior, encuentros divertidos, dinámicos y creativos con los demás.

Identificaremos más claramente (mucho más que en días pasados) lo que necesita nuestro cuerpo, nuestro estado de ánimo y nuestro espíritu. Leo desea, busca y concreta lo que da vida, genera más endorfinas y es voluntarioso para generar sorpresas.

Lo inesperado visita a esta Luna, lo que es vivificante y nos saca del letargo y de la nostalgia, de los bajones de ánimo propios del mes canceriano.

Como aún se mantiene la oposición de Plutón al Sol, el lema será «comamos y bebamos porque mañana moriremos». Ese shock de vida viene, no de la mano de las grandes metas, sino del disfrute momentáneo, del brindis y la celebración del instante. También de los deseos del corazón, contra la productividad y la explotación laboral del sistema.

Ese shock de vida viene del disfrute momentáneo, del brindis y la celebración del instante. Foto ilustración: Shutterstock.

El tres de copas

Hay una carta de Tarot Rider White que expresa muy bien la imagen de la celebración: son tres mujeres alzando copas en actitud de festejo; sus corazones están unidos en un mismo sentir, tienen vestimentas de colores, simbolizando la pasión; y la figura es equilibrada, ninguna está por encima de la otra.

Estos días, la vibración colectiva está dada por un tono amoroso compartido, no de encierro, sino de conexión sentimental. Esto estará dado por un trígono de Neptuno en Piscis a Mercurio en Cáncer (palabras profundas, verdaderas y sentidas), y Mercurio a su vez hace una oposición a Plutón, revelando con profundidad situaciones estancadas.

El planeta Júpiter, retrógrado desde Piscis, estará en oposición a Venus en Virgo, y esto nos hará reflexionar acerca de las situaciones de placer, de cuánto las restringimos o limitamos, y lo que nos cuesta soltar la cabeza hacia actividades no productivas, rebeldes, artísticas, musicales, meditativas y serviciales.

Revisamos las críticas en relación a los otros (Venus en Virgo), las estrategias y temores que nos hacen abrirnos (o cerrarnos) a la transformación que los vínculos nos proponen. El otro no es perfecto, entonces, abro el circuito afectivo y busco espacios de conexión más allá, para no exigir todo a una misma persona.

En esta época, revisamos las críticas en relación a los otros (Venus en Virgo). Foto: Shutterstock

¡Arriba la diversidad!

Es momento de abrirnos a la diversidad -en Argentina en el día de ayer Alberto Fernández anunció un nuevo DNI «Masculino, Femenino y X»- tanto fronteras adentro como fronteras afuera -la NASA se encuentra desclasificando archivos sobre OVNIS-.

Recibiremos mucha información del entorno y nuevas miradas de redes sociales acerca de temas claves. ¿Qué me detiene para ir más allá del conocimiento y dejar de repetir los mismos discursos? ¿Es una cuestión del ego o de aceptación social?

Puede que del último Día del Amigo hayan quedado muchos pensamientos acerca de vínculos que perdimos o que dejamos ir por razones demasiado banales, o tal vez importantes, pero pasadas. Mercurio ingresará el 28 de julio a Leo y la comunicación se hará más expansiva y resonante, poniendo «en altoparlante» todos los temas que procesamos interiormente en esta época. Luna llena

Fuente: womenshealthmag

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *