102 años de misterio: Los crímenes de Villisca, La familia Moore

Moore



La noche del 9 de junio de 1912, seis miembros de la familia Moore y dos invitados se fueron a sus camas sin saber que había un asesino esperando en el ático

La familia Moore estaba compuesta del padre, Josiah (43 años), su esposa Sarah (39 años) y sus cuatro hijos: Herman (11 años), Katherine (10 años), Boyd (7 años) y Paul (5 años). Los Moore eran una familia acomodada, muy conocidos y queridos en Villisca.

El 9 de junio de 1912, Katherine Moore invitó a las amigas de su hija, Ina (8 años) y Lena (12 años) Stillinger a pasar la noche en su casa. Esa noche, las niñas que se iban a hospedar en su casa y la familia Moore acudieron a la iglesia presbiteriana donde participaron en el programa del Día del Niño, que Sarah Moore había coordinado. Después que el programa terminara a las 9:30 pm, los Moore y las hermanas Stillinger caminaron hasta la casa de los Moore, llegando a las 09:45-10 pm.

A las 7 am del día siguiente, Mary Peckham, vecina de los Moore, empezó a preocuparse después de darse cuenta de que la familia Moore, muy madrugadora, no había realizado las tareas de la mañana. Peckham llamó a la puerta de los Moore, pero nadie respondió, trató de abrir la puerta y descubrió que estaba cerrada con llave. Peckham llamó a Ross Moore, hermano de Josiah.

También puedes leer: LA EXTRAÑA EPIDEMIA DE BAILE QUE DESCONCERTÓ A EUROPA EN 1518

Mary Peckham y Ross Moore, que tenía la llave de la casa, la abrieron y entraron en el dormitorio donde dormían Ina y Lena Stilinger, donde las encontraron en la cama con la cabeza partida a causa del corte de un hacha. Moore inmediatamente llamó a Hank Horton, el jefe de la policía de Villisca, que llegó poco después.

Registró la casa encontrando que toda la familia Moore y las dos niñas Stillinger habían sido golpeados hasta la muerte. El arma homicida, un hacha perteneciente a Josiah, fue encontrada en la habitación de invitados, donde se encontraban las hermanas Stillinger.

Los médicos llegaron a la conclusión de que los asesinatos habían tenido lugar poco después de la medianoche. El asesino, o los asesinos, comenzaron en el dormitorio principal, donde Josiah y Sarah Moore dormían.



Josiah recibió más golpes del hacha que el resto de las víctimas, recibió tantos golpes en la cabeza que sus ojos habían desaparecido. El asesino, a continuación, entró en las habitaciones de los niños y golpeó a Herman, Katherine, Boyd y Paul en la cabeza de la misma manera que sus padres.

Después, bajó a la planta inferior, al dormitorio de invitados y mató a Ina y Lena. Tras acabar la masacre, cubrió todos los espejos de la casa y huyó, dejando el hacha en el último dormitorio.

Los investigadores creen que todas las víctimas, excepto Lena Stillinger, estaban durmiendo en el momento de los ataques. Los investigadores también creen que Lena intentó defenderse ya que se encontraba tumbada transversalmente en la cama y tenía una herida defensiva en el brazo.

Además, Lena fue encontrada con su camisón largo empujado hasta la cintura (no llevaba ropa interior), lo que lleva a la especulación de que el asesino la abusó sexualmente o al menos lo intentó.

Investigación:

A lo largo de la investigación, surgieron muchos sospechosos posibles, incluyendo el reverendo George Kelly, Frank F. Jones, William Mansfield, Loving Mitchell y Henry Lee Moore. George Kelly fue juzgado dos veces por el asesinato.

En la primera ocasión terminó con el desacuerdo del jurado, mientras que el segundo juicio terminó en un veredicto de no culpable. Otros sospechosos en la

investigación también fueron exonerados.

HASTA LA FECHA NADIE HA RESULTADO CULPABLE…



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *