10 grandes misterios de la última cena de Leonardo Da Vinci

Leonardo



Leonardo da Vinci es considerado uno de los mejores pintores de la historia, no solo pintaba, también era anatomista, arquitecto, paleontólogo, etc

«La Última Cena» es una pintura mural original de Leonardo da Vinci ejecutada entre 1495 y 1498. Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originariamente, en el refectorio del convento dominico de Santa Maria delle Grazie, en Milán (Italia). La obra mide 880 cm × 460 cm, y representa la última vez que Jesús se reunió con sus discípulos para compartir el pan y el vino antes de ser traicionado. Sin embargo se cree que Leonardo escondió algunos secretos, que de ser descubiertos, destruirían las bases del cristianismo.

Ahora bien, ya con esta introducción… comencemos por algo sencillo.

El nudo

En el lado derecho (izquierda según la escena) hay un nudo que algunos creen que es solo la firma de Da Vinci (en italiano vincciolo (vinchiollo traducido al español) es similar al nombre del pueblo de Vinci, el pueblito donde el artista nació) pero otros creen que es un símbolo que significa que posiblemente, hay una mujer sentada en la mesa. Creen que la mujer presente en la pintura realmente es María Magdalena.

user uploaded image

Simón

Este apóstol, se presenta con un perfil muy similar a la cara de Platón, un filósofo griego que fue alumno de Sócrates y maestro de Aristóteles que debido a sus planteamientos con respecto a la divinidad no era muy querido por la Iglesia.

user uploaded image

Tadeo

Este otro apóstol es representado con las mismas facciones faciales del pintor Leonardo.

Además se dice que no es casualidad que esté de espaldas a Jesús, posición pintada por Da Vinci para mostrar su desconfianza a las creencias cristianas y dejando en claro su rechazo al Vaticano, porque Leonardo era más un hombre de ciencia.

user uploaded image

También podrías leer: HATSHEPSUT, REINA DE EGIPTO, LA PRIMER FARAONA DE LA HISTORIA

Tomás

Según algunas conspiraciones, el apóstol Tomás (del arameo ܬܐܘܡܐ «gemelo») era el hermano GEMELO de Jesús y se dice que hasta Leonardo lo creía, plasmándolo en el cuadro, ya que los 2 se parecen bastante. Y si realmente Tomás hubiera sido el hermano gemelo de Jesús, se podría dudar de la resurrección de Jesús, ya que tras su muerte en la cruz, muchos creerían que seguía vivo al ver a Tomás, sin creer que él era su hermano gemelo.

user uploaded image

María Magdalena

Algunos creen que la figura a la derecha de Jesús, no es la del apóstol Juan ya que es demasiado femenina, sino que es María Magdalena. Acorde al best seller de Dan Brown, El Código Da Vinci, María Magdalena fue la esposa de Jesús.

Algo negado por una sociedad aún machista y más hace 2.000 años. Esto es importante, ya que la Iglesia entiende la diferencia entre el amor de un padre y el amor de una madre. Mientras que el amor de una madre es incondicional, el de un padre responde a resultados. Para la iglesia católica, el amor paterno era el motivo perfecto para controlar a los creyentes. Era más fácil dominarlos si se portaban «bien» que si sabían que eran amados siempre. Se trata pues de una estrategia de control hecha por la Iglesia. Leonardo lo sabía, y aunque no pudo representarla en el centro de la cena (porque sería impropio para esa época), pudo representarla lo más próxima a Jesús. Por supuesto, la vistió como otro apóstol, pero sus facciones se ven claramente femeninas. Aparte entre las figuras de ella y Jesús, se forma un V, símbolo que representa a la mujer y una señal más de que había una presente en la cena.

user uploaded image



Judas Iscariote

En ese entonces cuando se pinto el mural, el traidor de Judas se lo representaba fuera del círculo de los otros apóstoles. Y Leonardo fue el primero en pintarlo dentro del grupo y cerca a Jesús, ya que hay una teoría que según el evangelio gnóstico (no aceptado) de Judas, que Judas no traicionó a Jesús y es el mismísimo Jesús fue quien le pidió a Iscariote que quería morir en una cruz.

user uploaded image

El cuchillo

El único cuchillo en la mesa lo tiene el apóstol Pedro, que lo sostiene extrañamente. Hay 2 teorías sombrías sobre esto:

La primera dice que la presencia del cuchillo en la mano de Pedro se debe que el pintor trata de transmitir un sentimiento muy humano que pudo tener Pedro la envidia hacia Jesús. Pedro se da cuenta de que de las figuras de Jesus y María Magdalena se levantarían una nueva religión, y como co-fundador, se sentía ultrajado y menospreciado.

user uploaded image

De hecho, su hermano Andrés, se ve sorprendido por la actitud de Pedro y levanta las manos en señal de que él no tiene nada que ver.

La segunda, es que Pedro solo odiaba y quería destruir a Magdalena, por eso parece que quiere cortarle el cuello, haciendo esa posición con la mano, alejando a María de Jesús como si quisiera atacarla.

user uploaded image

Las Aureolas

Leonardo nos hace saber de su falta de Fe, ya que no pinta apóstoles divinos llenos de comprensión, sino personas con sentimientos mundanos… como cualquier persona. Otro ejemplo de esto, sería las aureolas. En aquella época, los personajes de los cuadros con figuras santas eran representados con una aureola para diferenciarlos de los no-santos. En cambio  Leonardo da Vinci no lo hizo… por supuesto, no fue un descuido.

user uploaded image

El Cáliz

Según la tradición cristiana, en la última Cena se arranca el momento de la Eucaristía y es muy significativo y raro que el cáliz no aparezca en la mesa. En otras pinturas de esta parte de la vida de Jesús, el cáliz es una copa y según otras teorías, el cáliz no está mostrado en la mesa ya que realmente «el cáliz que portó la sangre de Cristo» no es una copa cualquiera, sino que es María Magdalena refiriéndose al útero y al hijo que Jesús tuvo con María Magdalena. Y que tras la muerte de Jesús en la cruz, María Magdalena huyó de Tierra Santa para esconderse en Francia, junto con la HIJA de ambos, cuyo nombre se dice era Sarah.

user uploaded image

El bebé

En 2011, alguien noto algo raro justo al lado de la figura de Judas. En lo que debía ser un cuello, algunos creen que Leonardo pintó un bebé. De ser cierto, al juntar las figura de Jesús, la figura de María Magdalena y la del bebé, tendríamos a la Santa Trinidad, «La Madre, El Hijo y el Espíritu Santo» representando así el Santo Grial y lo que se podría definir como el Santo Linaje.

user uploaded image

user uploaded image

Fuente: zamer


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *